5 errores del marketing de contenidos

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

En los últimos meses, te hemos hablado del Inbound Marketing, de su metodología y de los elementos que influyen en la obtención de leads para tu empresa con esta estrategia. También sabes lo que es el marketing de contenidos, una de las bases fundamentales del Inbound Marketing. Queremos que ahora sepas los errores del marketing de contenidos más frecuentes y reglas para no caer en trampas muy comunes.

Independientemente de que seas un experto en el ‘arte del contenido’ seguro que, alguna vez, has tenido que enfrentarte a un ‘content plan’, plan de contenidos. Hasta hace unos años era un tipo de tarea residual, pero en los últimos ejercicios, con el auge del marketing de contenidos, el engranaje entre distintos soportes –web, blogs, redes…- y las publicaciones se hace más fundamental. Aquí es dónde pueden empezar los errores del marketing de contenidos.

Tiene distintas claves que deben ser como mandamientos antes de empezar a ‘escupir’ posts en, por ejemplo, un blog como si se acabara el mundo. El hecho de tener un calendario de contenidos, la planificación del ritmo de publicaciones, la línea editorial seleccionada, entre otros aspectos, son elementos fundamentales antes de empezar a producir contenidos y medir. Se podrán evitar los errores del marketing de contenidos.

[hs_action id=»2187″]

En este mundo del contenido es muy fácil caer en las garras del día a día y no crear planes que, luego, posibiliten un control real de resultados cruzados con los recursos destinados.

Los 5 errores del marketing de contenidos sin estrategia:

1) Publicar sin orden: el marketing de contenidos requiere de una previsión de publicaciones. No se puede vivir al día con acciones sin madurar. Tienes que tener un calendario de contenidos si no quieres morir en el intento. En este calendario deben estar los días laborales y festivos separados con la lista de tareas. Un consejo: separa –por colores- las tareas diarias de las esporádicas. Hay muchos sistemas gratuitos que incorporan sistemas de alertas para que no se te escape nada y no caigas en uno de los errores del marketing de contenidos más frecuente.

errores del marketing de contenidos

2) Creer que es contenido sólo el texto: evidentemente la publicación de posts en un blog es la forma más común en un plan de marketing de contenidos. Pero no te confundas. Casi todo es contenido y tienes que estar pendiente de sus resultados. Por ejemplo, los vídeos corporativos pueden ser útiles dentro de los tipos de contenidos para atraer tráfico a tus soportes.

3) Vender a través del contenido: no se puede utilizar el contenido como si se tratara de un spot de publicidad. Las publicaciones pueden estar asociadas al sector en el que te mueves pero no tienen que hablar sólo de productos de tu empresa. Por ejemplo, si tienes un concesionario de coches de alta gama no hables de las ofertas de vehículos que tengas. Podrías escoger, siguiendo con la hipótesis, una temática asociada a las prestaciones de un coche en concreto, pero sin hablar de precios ni de tu concesionario.

4) Olvidar a las Redes Sociales: puede darse el caso que tengas un plan de social media que no esté enmarcado dentro de otro más genérico como el de marketing de contenidos. Nuestro consejo es que las publicaciones en las redes sociales estén inmersas dentro de la estrategia de marketing de contenidos. Eso sí, seguramente no tendrán el mismo objetivo las distintas tareas del plan de marketing de contenidos. Vamos con otro ejemplo. Si gestionas una campaña de una cadena de perfumes puedes usar las redes para hacer promociones y concursos con productos y el blog para atraer la atención de usuarios interesados en tendencias de moda, cosmética…

5) Producir sin medir: es uno de los errores del marketing de contenidos que más se repite. Si gestionas una agencia o si eres el encargado de coordinar alguna campaña basada en el contenido seguro que has visto/sufrido este error. En muchas ocasiones, el cliente o nuestro jefe sólo buscan una relación entre el contenido y las ventas, pero hay un paso intermedio que no se puede obviar. Todo hay que medirlo en las fases intermedias. En caso contrario estarás incurriendo en uno de los errores del marketing de contenidos.

Parece que el mundo del marketing de contenidos es sencillo. Incluso, en algunos momentos, hablamos de obviedades pero no creas que es algo superficial. La potencia de los contenidos sin control no te dará ningún tipo de resultado. Esperamos que te haya servido este post. ¿Conoces más errores del marketing de contenidos? ¡Esperamos tus comentarios!

[hs_action id=»2185″]

[hs_action id=»3414″]