Inbound Marketing: el ‘poder’ del cliente

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

Como presidenta de Inesdi y de Incipy – también como parte del equipo de Increnta– quiero empezar mi colaboración en el blog de la agencia con unas reflexiones sobre el Inbound Marketing. Durante los últimos meses he seguido con atención y emoción las pequeñas formaciones y relatos dentro del canal Inbound habilitado para todas las empresas. En este primer artículo, quiero aportar mi granito de arena sobre los conceptos que recoge una estrategia para el ‘marketing del futuro’.

Hace algunas semanas pude comprobar en persona, con motivo de la inauguración de la sede de Adigital en Valencia, el trabajo que está realizando Increnta en la aplicación del método como servicio al cliente. Fue una jornada gratificante al ver el interés de emprendedores de todo el país y, a la vez, pude aprender casos concretos de cómo se pueden captar leads y clientes para las empresas.

Volviendo al concepto de Inbound Marketing, tengo la convicción de que las estrategias de marketing online siguen evolucionando. También cambian los caminos con los que las empresas atraen a nuevos clientes y la relación posterior que se consolida en el tiempo.

Precisamente el Inbound Marketing coloca en el ‘trono’ merecido al cliente. La personalización de experiencias desde el contenido, los mensajes y las ofertas de las empresas se ajustan a las necesidades de esos ‘clientes ideales’. Evidentemente, todo el proceso debe tener un componente de analítica fundamental pero las emociones del cliente también tienen un papel protagonista (lo podéis comprobar en este material sobre marketing de contenidos)

Vamos a pasar a la práctica. Quiero hablaros de acciones concretas previstas en el Inbound Marketing. En Inesdi analizamos con mucho rigor cómo integrar una estrategia de Inbound dentro del Plan de Marketing Digital. Os resumo ahora acciones.

Inbound Marketing

 

 

5 claves para una estrategia de Inbound Marketing:

1) EL CLIENTE ES LA DIANA: tranquilos que no vamos a matar a nadie con una flecha. Lo que sí que debemos tener claro es quién es el cliente, qué le apasiona y qué contenidos son de su interés.

Consejo: crea plantillas y perfiles de consumidores distintos. Cada uno tendrá unas preferencias.

2) NUESTROS PUNTOS FUERTES: siempre hay algo en el que la empresa ‘es mejor’. Hay que identificar cuál es nuestro valor y focalizar nuestro modelo de negocio en aquello en lo que realmente somos únicos.

Consejo: hay que distanciarse de la competencia. Incluso escribir aquello en lo ‘que somos únicos’.

3) MARCAR OBJETIVOS DESDE EL INBOUND: hay que saber integrar esos retos dentro de un Plan de Marketing Digital.

Consejo: Es imprescindible identificar cómo es tu modelo de negocio y de creación de marca y, por otro, conocer a fondo los caminos que proporciona el Inbound –os dejo el recorrido que propone Increnta-.

4) LAS CUATRO FASES DEL EMBUDO: los registros y relaciones que se establecen con potenciales clientes entran dentro de cuatro fases –atracción, conversión, cierre y fidelización– en el conocido como embudo de conversión del método Inbound.

Consejo: pintar un embudo en la pared y detallar en porcentajes los impactos hasta la venta y el esfuerzo realizado para generarlos.

Estas cuatro fases merecen un análisis particular con acciones que pueden realizar las empresas dentro de una estrategia de marketing. Vamos a detallarlas.

[hs_action id=»1802″]

 

Las cuatro fases del Inbound Marketing

– ATRACCIÓN: No sólo se basa en la adquisición de tráfico sino que hay que desarrollar acciones para atraer a las personas con opciones de convertirse en clientes potenciales o leads.

Herramientas: Blogging, Redes Sociales, Palabras claves y SEO, Optimización Web, entre otras.

– CONVERSIÓN: Tenemos que obtener información sobre los usuarios y visitantes que se interesan por nuestros contenidos. Como mínimo, hay que captar una dirección de correo electrónico. Siempre con la regla de que el visitante debe obtener algo a cambio y debe ser de su interés. La información de contacto es el tesoro más preciado y necesitamos ofrecer libros electrónicos, documentos técnicos, informes de mercado… etc.

Herramientas: Llamadas a la acción, Landing Pages, Formulario, Base de Datos, entre otros.

-CIERRE: Para que un lead se convierta en cliente también entra a formar parte del proceso la visión comercial.

Herramientas: Lead Scoring, Lead Nurturing, Reporting y CRM, entre otras.

– FIDELIZACIÓN: esta fase también puede ser bautizada como la etapa de seducción. Se trata de transformar a nuestros clientes en promotores. Promocionarán el contenido valioso a tus usuarios. Os detalló un dato importante: un cliente que recomienda supone un 81% más de valor para la empresa que un cliente pasivo.

Herramientas: Social Media, Llamadas a la acción inteligentes, Email Marketing, entre otras.

Como advertía antes, la analítica digital debe controlar cada una de estas fases para saber qué acciones están funcionando mejor. Si quieres saber más sobre esas acciones y herramientas puedes profundizar en este enlace.

Espero que mi primera colaboración en el blog de Increnta sea de vuestro interés. También os recomiendo materiales de descarga gratuita en la Academia de Increnta. ¡Gracias por la oportunidad!

[hs_action id=»1800″]

[hs_action id=»3414″]