Marketing en el sector formación: potencia la captación de alumnos en periodos de matriculación

El ámbito de la formación se enfrenta a un mercado muy competitivo, exigente y en continua evolución, por lo que dar con la mejor estrategia para captar alumnos se ha vuelto una de sus prioridades y un elemento crucial para su supervivencia.

El sector de la formación es de los que más se ha visto afectado por la transformación digital, por una parte, como un desafío para renovar sus metodologías, estrategias y ofertas formativas y, por otro lado, se ha visto inmerso en un nuevo ámbito marcado por la democratización del conocimiento y el ascenso de la formación online.

Ante este nuevo panorama lleno de retos, es muy útil conocer y emplear todo lo que el marketing de formación puede hacer por las instituciones educativas y como herramienta clave para captar alumnos, empleando todo del potencial que posee una escuela.

Aspectos relevantes en el marketing de formación

Como todo gran sector, el ámbito de la formación tiene ciertas peculiaridades que se deben tener en cuenta a la hora de diseñar una estrategia de marketing:

Público objetivo

Es importante profundizar bastante en esta fase de conocimiento del público objetivo y la definición del target, ya que puede darnos información relevante sobre los procesos de decisión relacionadas con la educación, las prioridades en la toma de decisiones o qué información buscan los estudiantes sobre cada centro educativo.

Uno de los principales públicos objetivo serían los decisores, que en este caso hablamos de los alumnos con el poder de decisión de estudiar una carrera universitaria o curso determinado. Tomar esta decisión no es tarea fácil, ya que marcará la vida académica y profesional del estudiante, por eso es fundamental que cuenten con la mayor información posible antes de la elección correcta para su futuro.

No podemos olvidarnos de los compradores o padres de los alumnos que en la mayoría de los casos serán los que costearan los estudios universitarios o de postgrado, por eso eventos de captación como las jornadas de puertas abiertas no sólo deberían estar enfocadas a los alumnos, sino también a los padres interesados en el futuro académico y profesional de sus hijos.

Por último, pero no menos importante, influenciadores como lo pueden ser los asesores externos o prescriptores como ex alumnos, ránkings de universidades o líderes de opinión, también son públicos objetivo clave en la toma de decisión, puesto que pueden influir en ella en gran medida. Son muchos centros universitarios los que ya se apoyan en estas experiencias o datos que respalden finalmente esa elección de formación académica determinada.

Estacionalidad

Es algo que no afecta tanto a la formación online, pero que sí que afecta a todos los tipos de formación oficiales y homologadas, cuyo inicio se concentra en torno a los meses de septiembre y octubre.

También hay que conocer los procesos de maduración que requiere el que un estudiante elija matricularse en un curso o carrera universitaria y el tiempo previo que invierte en realizar búsquedas de información.

Según los datos del sector educativo, un estudiante invierte hasta 6 meses en consultar opciones formativas, cuando su idea es realizar un máster o postgrado, y hasta un año cuando su idea es realizar un grado universitario.

Escucha social activa

Lo que implica estar en los canales y plataformas en las que encuentran los alumnos potenciales, sobre todo cuando estos son nativos digitales o usuarios cuyos intereses y necesidades han cambiado por completo, en relación a otras generaciones.

Esta estrategia de detección de intereses y necesidades puede ser muy útil para los dos grandes grupos sociales interesados en formación y adquisición de competencias:

• Los Millennials que ven en la formación continua como la mejor manera de mejorar su perfil profesional y dominar nuevas áreas.
• La generación Z que está dando el paso a la educación universitaria y de postgrado, cuyas motivaciones les otorga un gran poder de decisión e influencia en las redes sociales.

El Inbound Marketing en la educación

Las fases de captación y toma de decisiones por las que pasa un alumno potencial son diversas y algunas de ellas necesitan de acciones muy específicas, por ello crear un funnel de captación y conversión es un proceso muy recomendable en el marketing de formación.

Sin título (2)

El valor del contenido

Es decir, generar un contenido con un objetivo claro y dirigido al usuario potencial, con la idea de que avance de forma natural en su proceso de decisión.

Por ejemplo, generar contenidos de calidad que sirvan para que el estudiante obtenga información relevante, al mismo tiempo que cede sus datos para consultar estos contenidos, ya sea con eBooks sobre los programas, estudios de salidas profesionales, testimonios de antiguos alumnos, información sobre las opciones de financiación o la ciudad destino que le acompañen en su periodo de maduración.

En este caso, plataformas como Universia que trabaja en colaboración con diversas universidades es un buen ejemplo de cómo ofrecen contenido de valor para orientar a los estudiantes y darles a conocer oferta formativa y centros educativos.

En el caso de las escuelas de negocio o de postgrados, las jornadas de puertas abiertas, seminarios -webinars- o talleres con profesionales referentes son una buena manera de atraer la atención y que los estudiantes potenciales se registren en landing pages para saber quién está interesado en formación y qué busca.

En este caso, escuelas de negocios como ESIC o EDEM son ejemplos muy válidos, ya que ponen en contacto a profesionales relevantes con estudiantes potenciales, en eventos donde poder compartir intereses, hacer networking y valorar la posibilidad de seguir formándose.

Los MOOC o cursos online masivos gratuitos también se han convertido en formas de crear contenido de utilidad y aprendizaje, al mismo tiempo que sirven como estrategia de captación y posicionamiento de una universidad.

Todo este tipo de acciones serán la base para tener datos sobre alumnos potenciales y comenzar a trabajar en estrategias más maduradas para su captación, con ayuda de herramientas como el CRM, chatbots que asesoren a los alumnos o los Call Center.

Te asesoramos para obtener mejores resultados en tu negocio digital

La metodología del marketing de formación de Increnta se basa en la visibilidad, captación y fidelización; combinando acciones que generen contenidos de valor en los canales de difusión adecuados y automatizando procesos que faciliten la forma de convertir a los alumnos en clientes.

LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Leave a Comment