Cómo recuperarse de un ataque de SEO negativo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

¿Sabías que tus principales competidores pueden destrozar tu posicionamiento en los motores de búsqueda? Eso en el mundo del marketing online tiene un nombre: SEO negativo. Antes de entrar en cómo poder solucionarlo, vamos a repasar algunas de las formas en las que se puede manifestar en tu negocio:

1- Los ataques maliciosos a un ‘site’

Cuando alguien hackea una página web, modifica el archivo robots.txt y bloquea el acceso a Google. Otra forma de ataque malicioso a una web es añadir enlaces en el contenido a ‘sites’ que Google cataloga como spam.

2- Linkbuilding negativo 

Se basa en la construcción de enlaces de mala calidad hacia tu página web. Por ejemplo, imagínate que tienes una empresa de calzado, y tu competencia empieza a pagar miles de enlaces desde sitios donde ofrecen pornografía ¿No crees que ese linkbuilding negativo podría perjudicarte?

3- Spam

Los usuarios pueden valorar negativamente un resultado de búsqueda, ya que piensen o (quieran pensar con maldad) que ese contenido no se adapta a las necesidades de búsqueda, y reportar esa opinión a Google. El problema viene cuando esos reportes se producen de forma constante, y por un número elevado de gente. En ese momento Google hará sonar sus alarmas, y muy posiblemente tu posicionamiento orgánico se vea afectado.

[hs_action id=»4970″]

 

¿Cómo saber si he sufrido un ataque SEO negativo?

En primer lugar una perogrullada. Si no tienes un SEO, nunca te vas a enterar de que te están atacando con SEO negativo. Partiendo de la base de que trabajas una estrategia SEO para crecer en Internet, existen dos formas de saber si has sido víctima de un ataque SEO negativo

– Si te apareció un mensaje en Google Webmaster Tools, ya sea para la notificación malware o la construcción de enlaces de forma poco natural, tienes todos los papeles para saber que tu sitio web ha sido afectado por SEO negativo.

– Si tu herramienta de analítica web muestra un gran descenso del tráfico orgánico, es muy probable que tu sitio haya sido afectado por un ataque SEO negativo (siempre que tu página web siga las reglas de juego de Google).

Si el ataque SEO negativo se ha perpetrado, con nocturnidad y alevosía, solo queda una opción: intentar resolver los problemas.

SEO negativo

Cómo resolver los ataques maliciosos

Es muy importante revisar Google Webmaster Tools con frecuencia para intentar averiguar estos problemas cuanto antes. Lo primero que hay que hacer para evitar sufrir un ataque malicioso es proteger el servidor. Si no cerramos los agujeros en la seguridad de nuestro ‘site’, el ataque puede volver a repetirse.

También deberemos actualizar todo el software que utilicemos (por ejemplo WordPress, si tenemos un blog en esta conocida plataforma) para minimizar las posibilidades de un ataque.

[Tweet «Actualizar el software es fundamental para evitar el SEO negativo»]

Una vez fijados y controlados todos los agujeros de seguridad, deberás seguir los siguientes pasos:

1- Revisar el archivo robots.txt para asegurarte de que no está bloqueando Google.

2- Verifica el código fuente para limpiar los enlaces a sitios de spam.

3- Revisa el contenido para cerciorarte de de que no estás utilizando palabras spam (palabras que nada tengan que ver con tu nicho de mercado).

Aprende a quitar los enlaces de sitios spam

Existen herramientas como Ahrefs o Opensite Explorer puedes ver todos los enlaces que apuntan a tu sitio web. Para eliminar los enlaces spam, es aconsejable enviar un correo electrónico al webmaster de la página web en cuestión, solicitando su supresión. En el caso de no obtener respuesta, pasaríamos a la vía penal (abogados, policía, denuncias,…).

SEO negativo

Informes de spam

Lo bueno de los informes de spam es que rara vez afectan a los rankings de búsqueda en comparación con las otras dos tácticas de SEO negativas anteriores. Si estás siguiendo las reglas y las directrices de Google, no tienes motivo para preocuparte.

En definitiva, existe un SEO negativo, y lo mejor que podemos hacer para luchar contra él es seguir las reglas de juego, y producir contenidos de calidad. Las páginas webs con buenos contenidos tienden a tener más enlaces de autoridad, que eclipsarán a los enlaces basura.

Es evidente que nos e puede controlar a las personas que construyen enlaces de mala calidad a tu ‘site’, aunque centrarse en la construcción de enlaces de calidad te permitirá mantener tu posicionamiento orgánico.


//

[hs_action id=»4972″]

[hs_action id=»3414″]