Cómo ser el mejor responsable de marketing digital | Increnta

Cómo ser el mejor responsable de marketing digital

Última actualización el jueves, 27 de octubre de 2022 a las 01:40 pm

Un auténtico responsable de marketing digital de una empresa siempre tiene en mente el primer objetivo: vender. Y a partir de esta prioridad van surgiendo el resto de metas más específicas (cantidades, métodos, finalidades,…), puesto que cuanto más concreta sea la propuesta mejor será la definición de la estrategia de marketing B2B. Ser responsable de marketing digital es más que un cargo.

El perfil de director de marketing es uno de los más buscados en la actualidad entre las empresas de todo el mundo, y si le añades el aspecto online, la necesidad es mucho mayor. Las compañías más pioneras siguen buscando ese líder de comunicación capaz de responder a las exigencias comerciales, fomentar el aprendizaje colectivo de los empleados y gestionar los procesos de marketing. Por ello, te recomendamos que te conviertas en un gurú del Inbound Marketing.

¿Por qué digo esto? Sencillamente porque debes tener claro lo que te juegas con cada campaña de comunicación online: el futuro de tu empresa. No es ninguna tontería y como responsable de marketing online sabes que es así. Conoces la presión diaria y pones todas tus aptitudes en post del éxito comercial de tu compañía.

 

Qué características posee un responsable del área de marketing digital

La capacidad de mejora es muy extensa, y, aunque evidentemente tiene límite, los seres humanos estamos hechos para pensar lo contrario, estamos concienciados para seguir adelante e intentar optimizar nuestras capacidades día a día. Como responsable de marketing digital experimentas esto constantemente, y es digno de admirar.

Los directores de marketing online como tú necesitan los mejores métodos para conseguir llegar a todas las actividades propuestas por las empresas a su cargo: se os pide que seáis Russell Crowe en ‘Una mente maravillosa’. Pero la realidad es que no se trata de ser el mejor de todo el mundo para lograr las ventas. El triunfo surge de la unidad, el esfuerzo y los buenos métodos de trabajo.

Lo que verdaderamente genera oportunidades de éxito es el equilibrio de capacidades, es decir, un conjunto de tácticas específicas que eleve las cualidades individuales hasta lo más alto, pero para lograr un mismo fin. De otra forma es imposible recorrer el camino, y se ha demostrado a lo largo de los años.

Pero, ¿por qué hago este post? Básicamente para darte unos consejos sobre esta mejora, una lista de acciones que te proporcionarán una mejor actitud frente a los acontecimientos que giren en torno a tu empresa. ¿Estás preparado? A continuación dejo la ‘list item’.

Nueva llamada a la acción

6 actitudes de un buen Responsable de Marketing Digital

1. Aprovechar los resultados

¿Cuántas veces desde Increnta te hemos dicho que el análisis de los datos es la clave de la mejora? No quisiera contarlas y espero que, aunque no conozcas el número, por lo menos te haya quedado clara la importancia del asunto: tu negocio no remontará de la dificultad si no evalúas el impacto de tus estrategias.

Pero es que la cosa no queda aquí, ya que no es el final del proceso sino más bien el principio: efectivo será tu planteamiento si el testeo cumple el fin de una estrategia y el comienzo de otra. ¿Lo has entendido? Sencillamente quiere decir que es fundamental para conseguir el triunfo comercial.

Como en toda elección, como responsable de marketing digital deberás plantear cuáles son las mejores estrategias para abordar, qué proyectos son los más viables para tu empresa: para ello tendrás que conocer sus posibilidades, y solo lo sabrás midiendo el efecto de los mismos.

Tu tiempo es limitado y debes actuar con la mayor premura posible, pero es muy importante que cada esfuerzo que hagas vaya encaminado al éxito, que no se haga por hacer. Aunque haya un fracaso en medio, un buen planteamiento asegurará el triunfo a largo plazo. ¿Quieres ejemplos de lo que estoy diciendo? Aquí tienes un par de ellos.

  • Más followers pero menos tráfico. ¿Serviría de algo que esto ocurriera? Evidentemente es perjudicial para las ventas de tu producto en Internet. Necesitas optimizar la comunidad social de tu marca online para que sea más bien al revés: vuele a enfocar los objetivos para que puedas darle la vuelta.
  • Muchas visitas al blog pero pocas conversiones. Debes entender que la cumbre de toda página web, de blogging o red social debe ser una landing page: ¿cómo sino ibas a convertir? En el momento en el que el tráfico de una de estas no es proporcional al de la página de aterrizaje, vuelve a plantearlo todo.

2. Poner en marcha las pruebas

Siempre te he dicho que para abrazar el éxito antes debías poner en juego tu miedo, que para ganar hay que arriesgar: y es cierto. Pero otra cosa es que no pienses en lo que haces. Antes de lanzar algún proyecto primero tienes que ver cuál es el mejor método, el prototipo adecuado.

Para ello necesitarás hacer las pruebas A/B: esto te ayudará a saber qué funciona mejor. Como responsable de marketing de tu empresa sabrás que una de las claves de la acogida del público es el elemento diferenciador, por lo que debes buscarlo por encima de todo. ¿Cómo? Precisamente haciendo estas pruebas, pues la inspiración espontánea solo viene muy de vez en cuando.

3. Guardar todas las ideas

Siempre que sean buenas, es muy importante que crees una lista con todas las genialidades que vayan a tu cabeza en un momento dado, no escojas una y olvides las otras pensando que volverá a pasar. La inspiración, como he dicho, solo fluye en circunstancias puntuales y nunca cuando uno lo decide.

¿Conoces la historia de José? El penúltimo hijo de Jacob que fue vendido por sus hermanos a los Egipcios…resulta que interpretaba los sueños e hizo lo propio con el Faraón. ¿Qué sucedió? Que le recomendó almacenar comida sobrante en época de abundancia para disponer de sustento en estaciones de escasez.

Exactamente sucede lo mismo con tu empresa: como responsable de marketing online tienes que saber administrar tus buenas ideas para tenerlas disponibles en un período de tiempo  ‘sin musas’.

 

CTA_CURSO_ACADEMY_CRM

4. Aprovecha la gratuidad online

No hace falta que reinventes Internet con una de tus ideas revolucionarias, pues para esto no eres responsable de marketing de tu empresa: tu tarea es generar el mayor número posible de oportunidades de negocio para tu marca, y lo que salga de ahí no es importante para ti.

¿A qué me refiero con esto? Sencillamente a que hagas uso de lo que Internet te ofrece de forma gratuita: analiza las plantillas sin coste para que puedas adaptarlas a tu producto y no tengas miedo de apostar por algo que no has creado tú. Lo relevante es la diferenciación, no la unicidad.

5. Ahorrar tiempo con pequeños trucos caseros

En definitiva, estos detalles son los que marcan la diferencia en el día a día, no los cambios extremos y sin sentido: haz que tu puesto de responsable de marketing valga la pena para tu marca online. ¿Qué hacer? Aquí te dejo unos sencillos ejemplos:

  • Límite de interrupciones. Procura mantener cerrada la bandeja de entrada de tu correo electrónico para evitar los cortes en grandes proyectos que hayas emprendido.
  • Relaciones más óptimas. ¿Qué tiene más acierto, el tiempo o el sentido? Pues a eso voy precisamente, a que todo tiempo que dediques esté optimizado para el éxito: haz las reuniones cortas pero eficaces, pues antes podrás volver a trabajar.
  • Uso de auriculares. No es una ley, sino más bien un consejo, pero tus empleados serán menos reacios a tu trabajo cuanto menos les interrumpas.
  • Sesión del cliente ‘out’. Como he dicho, cuanto menos se obstaculice mejor será la evolución en el trabajo. Procura mantener en perfil ‘ocupado’ la bandeja de mensajería instantánea del cliente.

6. Evitar la repetición

El tiempo que tienes es limitadísimo, como habrás experimentado, y por eso todo proceso debe estar optimizado para rechazar pérdidas. Toda interrupción hará que se retrase el trabajo, parte por parte, formando una bola cada vez más grande hasta que te explota en toda la cara. ¿Cómo hacerlo? De la siguiente forma:

  • Estableciendo marcadores. Te ahorrará mucho tiempo y dolores de cabeza: haz que la barra de favoritos ocupe toda la extensión posible, pues solo haciendo un clic accederás y sin necesidad de ir paso por paso cada día.
  • Haciendo plantillas para Gmail. Seguramente en muchas ocasiones habrás recibido como docenas de veces la misma pregunta, y trágicamente habrás tenido que responder de forma personalizada. La solución es simple: haz un prototipo de respuesta para cada pregunta y envíala con solo dos clics.
  • Guardando las contraseñas. Este paso se parece mucho al primero, es decir, en lo que a ahorro de tiempo se refiere. Marcando el ‘siempre’ en el guardado automático de contraseñas posibilitarás tu acceso instantánea a las páginas deseadas sin retraso diario.

En todo el artículo me he dedicado a explicarte una serie de consejos favorables a tu labor con líder de comunicación en tu compañía: sé que no es fácil pero sí necesario. Como puedes ver, con una serie de detalles puedes marcar diferencia, como bien opina Diana Urban, experta en marketing de HubSpot.

 

Nueva llamada a la acción