Secretos de la analítica web: KPI objetivos y negocio | Increnta

Secretos de la analítica web: KPI objetivos y negocio

Última actualización el miércoles, 19 de octubre de 2022 a las 05:11 pm

¿Conoces la verdadera brújula de tu negocio online? Espero que sí. Precisamente, en Increnta profundizamos sobre el mundo de la analítica, el negocio y las empresas este martes. Muchos empresarios y responsables de departamentos de Marketing participaron en el seminario online ‘Métricas Web: Analiza o Muere’. En definitiva, se valoraron las distintas opciones, fórmulas y métodos para poder tener un servicio de analítica que busque un Retorno de la Inversión en vuestros negocios a través de KPI objetivos.

Chema pudo compartir durante una hora su experiencia como responsable e interlocutor directo con clientes. Comenzó con los principios básicos que deben regir una campaña en Internet: indicadores, KPI objetivos…

Lo más importante, en su opinión, no es limitarse a, por ejemplo, controlar el volumen de impactos y tráfico sino que el verdadero valor debe estar en conocer el comportamiento del usuario. De ese análisis, nacerá la toma de decisiones en una web, un comercio online o ecommerce.

Nueva llamada a la acción

¿Qué permite el conocimiento del usuario en el mundo de la analítica web a través de KPI objetivos?

  1. Optimización: una campaña de marketing no es sinónimo de inmovilismo. Al contrario, hay que hacer análisis parciales, y ver la evolución de resultados para poder consolidar acciones y descartar otras.
  2. Experiencia: las métricas van a permitir una mejora de la usabilidad y la navegación en tus soportes de negocio online.
  3. Optimizar el contenido: el contenido es la estrella en el área de esfuerzos orgánicos. No sirven de nada las técnicas de blogging, linkbuilding… si se carecen de informes e interpretaciones de los datos.
  4. Ganar más: todo pasa por la mejora de los ratios de conversión con la analítica web
  5. Más rentabilidad: la analítica web también te permite obtener más beneficios si sostienes campañas de publicidad en la página.

A estas alturas no te voy a explicar cuáles son los KPIs que pueden permitirte escalar en tu negocio. En resumen, todo va estar influido por el hecho de si vendes producto desde la web o, por el contrario, ‘sólo’ buscas una visibilidad con otros retos, es decir, en función de tus KPI objetivos.

Como explicó Chema, dependiendo de la situación y el horizonte de tu compañía deberás controlar unos indicadores y otros. Voy a resumirte algunos de los más importantes comentados en el seminario online de Increnta.

¿KPIs objetivos de analítica web para tu empresa?

Si  no vendes producto…

  • Recurrencia de las visitas.
  • % de visitas por palabras clave de marca.
  • % de visitas a la web desde el blog.
  • Suscriptores al blog.

Si vendes producto…

  • % tasa de conversión total y por fuentes de tráfico (incluido campañas).
  • Tasa de conversión de los productos del escaparate.
  • % recurrencia en las compras.
  • Variación del valor medio de la cesta de la compra.
  • Top 10 fichas de producto más vistas (sin contar el escaparate).
  • Top 10 de venta de productos (excluyendo el escaparate).

Como has visto en la imagen superior, el mundo de la analítica debe seguir un recorrido, unos parámetros que, lógicamente, estén asociados a objetivos del negocio de tu empresa. El reto no tiene que ser siempre la venta directa pero, a lo mejor, sí que puedes optar por unos objetivos que busquen estimular al usuario: crear marca, afinidad, complicidad… Eso sí, todo medible. “No podemos quedarnos en las sensaciones”, recalcó Chema.

Te voy a detallar algunos de los objetivos que tu compañía puede tener dentro de ese trazado que te he hablado.

 

Nueva llamada a la acción

KPI objetivos que deben ser analizados con la analítica web

En este análisis concreto, Chema describió los objetivos influídos por lo que esperamos que haga el usuario –la auténtica brújula de tu compañía, recuerda- en nuestra web. Ahí va un resumen:

  1. Convertirse en cliente: los ecommerce quieren más pedidos.
  2. Registrarse: es el inicio de, entre otras cosas, el Inbound Marketing.
  3. Comprar un producto: puedes tener un problema si tus fichas de producto adquieren mucho tráfico pero convierten poco.
  4. Contratar un servicio: el proceso de transacción debe ser analizado. El usuario no puede tener trabas en el momento del checkout.
  5. Compartir un contenido: ya te lo comenté, “el contenido es la estrella”.
  6. Suscripciones a un newsletter: fidelizar a tus lectores/compradores para tener más negocio.
  7. Rellenar un formulario: entramos en el mundo de las landing pages…
  8. Descargarse un archivo, reproducir un video, etc… se pueden impulsar vídeos de calidad espectacular con muy buenos resultados.

No quiero hacer más largo este relato pero Chema habló sobre muchos otros aspectos: casos específicos de ecommerce, los embudos de conversión, los modelos de analítica y posteriores reportes… en próximos artículos te informaremos más sobre estos aspectos y las posibilidades de tu negocio en Internet.

 

Nueva llamada a la acción