CRM y analítica web: la simbiosis perfecta

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

La analítica web se ha convertido en una excelente herramienta para ayudar a las empresas a determinar qué es lo que sucede antes de que un visitante se convierta en una oportunidad de negocio. Así mismo, un sistema CRM te permite saber lo ocurre con un lead antes de transformarse en un cliente.

Al conectar estas dos herramientas, tu equipo de ventas podrá advertir qué es lo que ha realizado un visitante en tu sitio web en sus pasos previos a convertirse en lead y en base a ello impulsarlo para que tome la decisión de ser cliente y vocero de tu marca.

Por tanto, la alineación tanto de la analítica web como del rendimiento de tu CRM es la clave para obtener más valor, propiciando con esto que la gestión de tus prospectos sea más eficaz y productiva.

[Tweet «CRM y analítica web, la clave para la gestión óptima de tus clientes»]

Por ejemplo, una solución de analítica web centrada en tu buyer persona, te permitirá identificar la mayor parte de tu tráfico web, captar el mayor número de datos posibles para estructurar el perfil de comportamiento de tus clientes, garantizar la precisión y exactitud en la información almacenada, con el fin de accionar planes de marketing personalizados y proporcionar a tus clientes información sobre cómo se están usando sus datos.

Por su parte, un CRM se encarga de gestionar y administrar esa información relacionada con tus prospectos, con el propósito de establecer relaciones a largo plazo e incrementar el grado de satisfacción con tu marca.

En este sentido, ¿cómo sacarle el mayor provecho a la integración entre tu CRM y la analítica web? Sigue leyendo.

Integrando tu CRM y la analítica web para mejorar la gestión de tus clientes

El hecho de llegar a conocer a tus clientes en profundidad te ayudará a incrementar tu volumen de ventas, ofrecer un servicio excelente, crear valor para fomentar su fidelización e implementar soluciones proactivas que producirán un cambio en el comportamiento de tus clientes y fortalecerán su lealtad hacia tu negocio.

Analítica web

Así que, es necesario medir, predecir y optimizar las relaciones con tus clientes de la siguiente forma:

1. Análisis en base a los atributos de tus clientes

Poder incluir dentro de una herramienta de analítica web como Google Analytics información sobre tus prospectos relacionada con su edad, género, estado civil, productos y/o servicios adquiridos, etc. Te permitirá tener una visión más amplia de tus posibles clientes, la cual te facultará para tomar decisiones centradas en esos atributos.

Así, por ejemplo, si quieres enfocar tus acciones de marketing en un tipo especial de cliente que previamente has definido en tu CRM, a través de la analítica web puedes segmentar el tráfico que aterriza en tus activos en base a esta clasificación y así dirigir con  efectividad tu estrategia hacia este segmento de clientes.

2. Integración de datos offline

Como te mencioné anteriormente, con una herramienta de analítica web después de que un prospecto se convierte en lead no se puede saber que ha pasado exactamente con el fuera del entorno online, a menos que hagas uso de un sistema CRM.

A través de el CRM puedes localizar esta información e importarla a tu herramienta de analítica web para disponer de ella y así poder realizar un seguimiento completo de las acciones de tus posibles clientes, desde el momento que acceden a tu sitio web, rellenan sus datos en un formulario y adquieren un  producto o contratan un servicio de forma offline.

Miremos la siguiente gráfica. A simple vista según este ejemplo el dispositivo que mejor convertiría sería el PC

Analítica web

Fuente: Analítica Web

Si capturas el ID de una transacción y la cruzas con los datos de tu CRM, el resultado sería el siguiente:

Analítica web
Fuente: Analítica Web

Aunque el PC  tiene mejor promedio de formularios finalizados de forma online, el móvil es el dispositivo que mejor tasa de conversión representa.

3. Pruebas basadas en los datos del CRM

La configuración de pruebas A/B partiendo de la información almacenada de tus clientes en tu CRM, te permitirá personalizar su experiencia de usuario y así mejorar tu ratio de conversión.

A través de tu herramienta de analítica web podrás fijar segmentos con atributos específicos de tus clientes y en base a ello definir y lanzar tests con los cuales puedas obtener información relevante, que te permita personalizar su experiencia de navegación dentro de tu sitio web.

Conclusión

La combinación de estas dos potentes herramientas de gestión de la información de tus clientes, te permitirá identificar con más claridad cuáles son sus patrones de comportamiento habituales, sus necesidades y preferencias, y en base a ello poder ofrecer una mejor experiencia de usuario y abrir la brecha para la fidelización de los mismos.

¿Estás integrando la información suministrada por tu herramienta de analítica web y tu CRM para mejorar la gestión de tus clientes? Compártenos tus comentarios.

Si estás interesado en recibir información personalizada sobre cómo integrar este tipo de herramientas, Haz clic aquí y uno de nuestros expertos en analítica web se pondrá en contacto contigo.