Redes Sociales corporativas e Inbound Marketing | Increnta

Redes sociales corporativas: relación con Inbound Marketing

Última actualización el miércoles, 28 de septiembre de 2022 a las 02:59 pm

En mi primera colaboración quiero subrayar la información de interés que estamos absorbiendo desde el blog de Increnta en Íncipy para poder aplicar en nuestro ámbito de servicio. Como Socia y Directora de Employee Engagement en Íncipy os doy la enhorabuena porque he tenido muchas ideas para aplicar en la organización interna de las empresas con estrategias de Inbound Marketing. En el blog de hoy, os mostramos la relación de las Redes Sociales Corporativas con el Inbound Marketing que hemos desarrollado desde dentro de Íncipy.

Cuando la semana pasada leía el relato de mi compañera y amiga, Joana Sánchez, sobre el ‘poder del cliente’ en las técnicas del Inbound Marketing una pregunta me asaltaba: ¿Qué pueden hacer las empresas de manera interna para aplicar ciertas acciones del Inbound Marketing? Esta cuestión puede tener muchas respuestas pero quiero centrarme en este artículo en la comunicación interna de las empresas.

Como sabéis, las redes sociales y las estrategias  de automatización de Social Media son una parte fundamental del marketing de atracción. El concepto ‘una parte’ es importante tenerlo en cuenta. No sirven de nadas las acciones aisladas si no están dentro de un plan global de acción.

 

Redes sociales corporativas, ¿sí o no?

Entremos dentro de la organización de una compañía que quiere aplicar el Inbound Marketing para tener más oportunidades de negocio. Mi consejo es que esa misma empresa se planteara si está aplicando ‘dentro’ lo que quiere ‘hacer fuera’. Es decir, si hay una coherencia entre el trabajo que aplica para comunicarse con los usuarios externos y la comunicación interna que existe entre sus distintas áreas internas.

En este debate siempre me remonto a las citas que suelo pronunciar en conferencias y eventos en los que participo:

“En 5 años muchas empresas no utilizarán el e-mail”

“El e-mail es el lugar donde muere el conocimiento”

Nadie pone en duda que durante dos décadas hemos usado el correo electrónico como medio integrado en el entorno empresarial y laboral. Lo que sí que hay que plantearse es la efectividad de su uso o, mejor dicho, mal uso.

 

Nueva llamada a la acción

Datos de Forrester y Gartner sobre el uso de e-mails:

  • Los empleados dedican casi un 30% de su tiempo en leer, escribir y correos.
  • Siete de cada diez trabajadores afirma que es más fácil encontrar información en Internet que en los propios sistemas internos de la empresa.

Con este panorama, desde Íncipy siempre hemos apostado por implantar en las empresas sistemas de comunicación interna que puedan mejorar el rendimiento de los propios trabajadores. El objetivo es ser más efectivo y más productivo.

 

¿Qué pueden aportar las redes sociales corporativas en la comunicación?

  1. Compartir: Es fácil y rápido compartir vídeos, fotos, archivos… sin problemas de peso.
  2. Personalización: Vemos las caras de las personas que nos hablan.
  3. Conversación con varios emisores: Podemos mantener entre varios una conversación, unir a ella documentos, enlaces, opiniones.
  4. Usabilidad: Los temas que se comparten pueden aprovecharlos otras personas.
  5. Funcionalidad: Podemos buscar personas, temas… con facilidad.

Esta funcionalidad abre la puerta directamente a las redes sociales. Recomendamos, por ejemplo en las técnicas de Inbound Marketing, que las organizaciones usen los canales sociales hacia el exterior. Pues bien, desde Íncipy creemos que este trabajo también debe hacerse internamente.

Estos esfuerzos internos ya no sólo tienen que ver con el refrán de ‘predicar con el ejemplo’. Hay datos que refuerzan la apuesta de comunicación interna: Llegan a aumentar la productividad de los empleados en un 25%.

 

Uso de las redes sociales corporativas:

  • Usuarios: destinadas para las Grandes Empresas, más que para las pymes.
  • Adaptación: no es un reto tecnológico sino de cambio de mentalidad para adaptar a los equipos a trabajar de una forma más colaborativa.
  • Estructura: se allanan jerarquías y la estructura de la empresa se convierte en más horizontal, flexible y competitiva.

Las grandes empresas deben adaptarse a estos cambios lo más rápido posible pero siempre teniendo en cuenta una plan de acción para la implantación.

Recordad una premisa: si en el Inbound Marketing los canales sociales no sirven de nada si son tratados de forma aislada, en la comunicación interna las redes sociales corporativas deben ser parte de una estrategia global de las compañías. ¡Ánimo a todos los que pensáis en el marketing del futuro y en la comunicación interna de las empresas!

 

Nueva llamada a la acción