¿La normativa de Google Analytics ilegal? | Increnta

Ley de cookies: ¿La normativa de Google Analytics es ilegal?

Última actualización el martes, 20 de septiembre de 2022 a las 12:28 pm

¿Has escuchado hablar de la ley de cookies ilegal? Hoy te presentamos a la nueva ley de cookies, que entró en vigor en  España el pasado 30 de marzo, pero nos hacemos la siguiente pregunta: ¿es la nueva política de cookies de Google Analytics ilegal? La actualización, obliga a los titulares de páginas web profesionales a impedir que se instalen cookies en los ordenadores de sus usuarios, a menos que estos hayan dado antes su consentimiento informado para ello.

El incumplimiento de dicha ley en España conlleva una multa de hasta 30.000 euros. Hoy en día cualquier empresa utiliza una sistema de medición de Analítica Web (recopilación, medición, evaluación y explicación racional de los datos obtenidos de Internet, con el propósito de entender y optimizar el uso de la página web), por lo que se antoja fundamental analizar cómo va afectar la Ley de cookies a las empresas que utilicen el sistema más universal de analítica web (Google Analytics).

España va con retraso, si lo comparamos con Europa, en la aplicación de la Ley de cookies. Muchas empresas grandes, incluso pertenecientes al IBEX 35, se están teniendo que poner las pilas a marchas forzadas para cumplir con la nueva normativa.

 

Nueva llamada a la acción

Las cookies de Google Analytics

En Google Analytics hay dos tipos de cookies. A pesar de que, la diferencia entre ambas es bastante pequeña pero muy relevante:

  1. First-party cookies
  2. third-party Cookies

Google Analitycs solo usa First-party cookies que están asociadas al dominio que las genera. Éstas son menos intrusivas que las third-party Cookies).

  • Las First-party cookies. No deberían identificar al usuario ya que recogen únicamente información de la navegación que hacen usuarios de forma anónima. A menos que asignes un ID al usuario (mediante variables customizadas por ejemplo), no tienes forma ninguna de asociar la navegación con datos personales de ese usuario.
  • Las third-party Cookies. Son instaladas por una tercera parte ajena al sitio que el usuario está visitando, entre las que se pueden incluir las redes de publicidad o una compañía que da apoyo para difundir los anuncios en internet. Este tipo de cookies pueden usarse para mostrar al usuario anuncios adaptados a sus intereses.

 

De las First-party cookies, podemos distinguir en Google Analytics distintos tipos de cookies:

  • utma: Genera un ID de usuario único. Éste es el que se utiliza para hacer recuento de cuántas veces visita el sitio un usuario. También registra cuando fue la primera y la última vez que visitó la web. Es una cookie persistente que puede tardar más de dos años en caducar.
  • utmb y utmc: Se usan para calcular cuando se ha terminado una sesión. La utmb registra la hora de llegada a la página mientras que, la utm comprueba si se debe mantener la sesión abierta o se debe crear una sesión nueva.
  • utmz: Se encarga de registrar el origen del usuario, así como las keywords. Tiene una caducidad de seis meses, aunque se renueva cada vez que se visita la web, siempre que no sea una visita directa.
  • Utmv: Es opcional, solo se usa cuando se utilizan variables personalizadas. Por ejemplo para segmentar datos demográficos como sexo o edad del visitante obtenidos a partir de los datos de registro. Es una cookie persistente, igual que la utma.

 

Pero todo esto nos hace llevarnos a la pregunta del millón: ¿Cómo cumplir la Ley de cookies y no caer en un uso de Google Analytics ilegal? Para cumplir con la ley existen dos maneras de lograrlo en función del tipo de cookies que utilicemos y el uso que hagamos de ellas:

  1. Si tus cookies son first-party  (como las de Google Analytics) y mientras mantengas el anonimato de los usuarios, lo único que hace falta es que lo informes a través del aviso legal (o de la política de privacidad de tu sitio).
  2. Si por el contrario utilizas third-party Cookies (Google Analytics no las usa), o usas cookies de primera pero identificas al usuario, entonces necesitas un consentimiento explicito por parte del usuario. Tienes que avisar que tu sitio utiliza cookies y tus usuarios son los que tienen que dar permiso para que las utilices.

 

El debate ya está en la calle. Privacidad versus publicidad personalizada. Está claro que con la nueva Ley de cookies, las empresas están perdiendo muchos datos valiosos, y que esto a su vez repercute en el cliente pero, ¿hasta dónde llegan los límites de privacidad en Internet? Y tú, ¿consideras el uso de Google Analytics ilegal?

Solo el tiempo nos dirá si la nueva Ley de cookies consiguió su propósito o simplemente se quedó en papel mojado.

 

Nueva llamada a la acción