¿Cómo vender por Internet? La mejor Estrategia Digital | Increnta

¿Cómo vender por Internet con mi empresa?

Última actualización el miércoles, 28 de septiembre de 2022 a las 03:03 pm

Te preguntas continuamente, ¿cómo vender por Internet? El Inbound Marketing y las estrategias para saber cómo vender por Internet son un floreciente mercado. La referencia a la naturaleza no es casual. Florece ahora porque ya existían los planteamientos estratégicos pero carecían de un sentido y se subestimaba el poder del cliente. Las empresas optaban por asumir su camino en Internet y sólo ‘pedían’ ayuda cuando la isla de sus trabajos estaba totalmente anegada. Es decir, cuando estaban ahogadas por el caos y la falta de resultados.

El desafío llega cuando las grandes compañías se dan cuenta de que carecen de esa dirección para mantener sus estrategias para vender por Internet. Tienen agua para regar sus acciones pero carecen de un método para enderezar el crecimiento de su planta. Un ejemplo para que nos entendamos: tenemos redactores, un ‘especial’ diseñador, contables ‘sin piedad’, expertos en SEO… pero esos recursos –necesarios en una estrategia de Inbound Marketing- ni tienen patrón y, por desgracia, casi ni hablan entre ellos.

¿Tu  empresa está en medio de esa crisis de identidad? Si todavía no lo sabes, vamos a ofrecerte los síntomas que reflejan que una empresa de medio o gran tamaño debe pedir ayuda para tener estrategias para vender por Internet. Siguiendo con nuestro ejemplo ‘natural’ del principio: a lo mejor una empresa tiene un gran jardín –activos de venta-, tiene especialistas en técnicas de invernadero –los recursos- pero carece de un plan para saber qué debe hacer y cuánto debe invertir. Ese espacio verde nunca podrá lucir con más poder que el del vecino de al lado –competencia-.

 

Nueva llamada a la acción

¿Cuándo necesita una inversión en estrategias para saber cómo vender por Internet?

Señal 1: especialistas en marketing ni dan respuesta ni se reúnen

Si tu empresa está en un punto en el que necesita más plantilla ‘creativa’ y de estrategia, plantéate las siguientes preguntas para determinar si deberías buscar a una agencia que ‘riegue’ tu jardín:

  1. ¿Hay incoherencias de marca? Esto es mucho más que asegurarse de que el logotipo está alineado correctamente en cada pieza de creatividad. Estamos hablando de la imagen y la cohesión. Si hay estrategias para vender online estás deben ir armadas de la cohesión mencionada.
  2. ¿Soy capaz de construir sistemas de producción en relación a la estrategia?

Hay que contar con sistemas que den lugar a los proyectos. Las estrategias para vender por Internet necesitan de unos protocolos y automatizaciones que aseguren el total control de la producción para conseguir los objetivos.

Si leyendo este artículo has contestado «no» o «no realmente» a estas preguntas tienes una buena señal de que la externalización en una agencia es un buen próximo paso.

Señal 2: “Puedo dormir cuando estoy muerto”

Cuando los días de 12 horas suenan como una semana fácil, hay algo que funciona mal en una empresa. Si su compañía se reconoce ante los escenarios que mostramos a continuación, lo más probable es que ha llegado la hora de recurrir a una agencia:

  • La última vez que dedicó más tiempo a almorzar durante media hora data de hace medio siglo.
  • Consideras que el  blog debe ser corporativo y no debe ‘robar’ más de tres horas a la semana.
  • Las oportunidades de ventas se celebran como una gran fiesta.

Señal 3: “Aprendiz de todo, maestro de nada”

Esta señal tiene que ver con el ejemplo detallado anteriormente. Tenemos todos los ‘recursos’ para que reverdezca el jardín de nuestras estrategias para vender por Internet pero las flores nunca se asoman.

Tu empresa necesita una agencia tanto si no tienes esos recursos como si carecen de un plan a medio y largo plazo.

Podemos tener ‘cracks’ del Blogging,  Twitter, de las campañas de correo electrónico creativas pero la visión global de marketing es fundamental para poder crecer en Internet.

¿Te suenan estos síntomas? El primer paso es reconocer que nuestro jardín necesita de un abono distinto o que debe pedir ayuda a un especialista para que la inversión pueda hacer florecer los resultados.

 

Nueva llamada a la acción