Big Data Analyst en la NBA aplicado al Inbound | Increnta

Big Data Analyst: el caso de NBA aplicable al Inbound Marketing

Última actualización el jueves, 1 de diciembre de 2022 a las 05:37 pm

Hasta la mejor liga de baloncesto del mundo, la NBA, ha sucumbido a los encantos del Big Data Analyst aplicado a Inbound Marketing. Cansados de una publicidad carente de valor, y en busca de fortalecer relaciones a través de un contacto más cercano con los fans del buen baloncesto, el neoyorquino Pam El, nuevo CMO de la Liga, tras 5 años como Vicepresidente de State Farm Seguros, está potenciando nuevas campañas de contenido para esta temporada 2014-2015. ¿Quieres saber cómo la NBA aprovecha 2 conceptos tan importantes en una estrategia digital: el Inbound Marketing y el Big Data? Continúa atento a las siguientes líneas.

La NBA ha virado su estrategia de digital hacia un marketing más agresivo, en busca de ampliar su base de datos de usuarios. Mediante la publicación de contenido de valor, la verdad que el carácter tan espectacular del baloncesto NBA le hace un producto muy visual y atractivo para sus fans: triples inverosímiles, alley oops, mates destrozando literalmente el aro,… apoyado en el poder de las redes sociales, la empresa NBA está consiguiendo identificar y ofrecerles el contenido que cada usuario está buscando, dependiendo del momento en que lo está buscando.

 

Trayectoria y objetivo de la NBA aplicado al Inbound Marketing

Hasta 2014, la NBA invertía la mayoría de su presupuesto digital en plataformas de ESPN y TNT, las cadenas que tienen derecho de retransmisión en Estados Unidos. La nueva filosofía del departamento de Marketing de la NBA ha apostado por contenidos más exclusivos, a través de una estrategia de Inbound Marketing. En la temporada 2013/2014, la NBA gastó 93 millones de dólares en publicidad tradicional. Para 2015, el gasto se ha reducido a 70 millones. Se destinarán 45 millones extras para la generación de contenidos de atracción para los usuarios que generalmente no visitan el sitio NBA.com pero les gusta el baloncesto. Para ello han contratado herramientas de automatización y segmentación.

El objetivo de esta nueva estrategia es captar y fidelizar a una audiencia determinada. Para que cuando estén preparados,  conectarlos con los anunciantes de servicios y productos que vende directamente la NBA. En definitiva, Inbound Marketing, en estado puro. Además del Inbound Marketing, el carácter vanguardista y transgresor de la mejor liga de baloncesto del mundo ha hecho que los propios equipos hayan adoptado otra técnica muy utilizada en el mundo digital el Big Data.

 

Nueva llamada a la acción

 

El Big Data Analyst en la NBA: el entrenador asistente perfecto

No nos vamos a engañar, los anillos se consiguen con grandes plantillas, pero existe un as en la manga, que todavía muchos equipos no utilizan. El pionero en utilizarlo fueron los Portland Trail Blazers, que con un equipo teóricamente inferior a otros muchos, cosecharon la temporada pasada un magnífico resultado, siendo derrotados por los San Antonio Spurs, que a la postre consiguieron el ansiado anillo.

El análisis de datos o Big Data supone una revolución para el deporte profesional. El tratamiento de grandes volúmenes de información permite mejorar la toma de decisiones En la NBA la perspectiva es diferente a por ejemplo en otros deportes que solo se utiliza para arbitrar. Los equipos quieren que los datos de cada partido sirvan para mejorar el juego y elaborar mejores tácticas.

Los tiros fallados y los acertados, la distancia entre los jugadores o su altura. Cualquier dato de ser susceptible de ser importante se vuelca en un software de análisis estadístico para concluir qué jugadores, cómo y cuándo rinden mejor. En función de los resultados se deciden los fichajes, el tiempo de juego de cada jugador. “Se unen variables y se identifican patrones. Se puede saber si un jugador consigue más aciertos si juega contra rivales que miden más de dos metros o solo 1,90.” ¿No te lo crees? Presta atención al caso de de Devin Ebanks.

El caso de Devin Ebanks

Nos remontamos a la temporada 2011-2012. El joven alero de Los Ángeles Lakers era carne de banquillo en el equipo californiano. A pesar de ello, figuraba entre los 40 mejores ‘scoring rebounders’ de la Liga, según el software de análisis de datos de Alagappan, el hombre que introdujo el Big Data Analyst en la NBA. Para hacernos una ligera idea, en esa lista estaban nombres como Carmelo Anthony, Amare Stoudemire o Dirk Nowitzki. Para hacerse una idea, el salario medio en este grupo rondaba los 13,8 millones de euros mientras que Ebanks cobraba 550.000 euros.

Alagappan defendió que Ebanks era un jugador infravalorado: sus estadísticas estaban entre las mejores del grupo de ‘scoring rebounders’. Su afirmación despertó la mofa de los ojeadores de la NBA, que no creían en Devin Ebanks, ni por supuesto en Alagappan. Tras ser vilipendiado por los gurús de la NBA, llegó el momento de la verdad: Kobe Bryant se lesionó y Metta World Peace (más conocido por algunos como Ron Artest) fue suspendido. Ebanks comenzó a tener minutos. ¿El resultado? En seis semanas consiguió cifras de dos dígitos en cuatro partidos.

 

Nueva llamada a la acción

 

El Inbound Marketing está ayudando a generar más impacto en los fans de la NBA, EL Big Data está maximizando el potencial de los equipos, pero todavía hay más, la tecnología está llegando a todos los ámbitos del deporte. En Increnta, como expertos en la metodología Inbound Marketing y en la automatización de procesos unificamos estrategias digitales a través de 4 KPIs: visibilidad, captación, conversión y fidelización.