Search Experience Optimization, ¿el futuro del SEO?

Durante los últimos años, y ante la necesidad imperiosa de los principales motores de búsqueda, sobre todo Google, de ofrecer al usuarios los resultados de búsqueda que más se adecuen a su necesidad, la optimización SEO ha dejado de centrarse tanto en estrategias orientadas a conseguir que apareciera en los primeros resultados de búsqueda para apostar por el Search Experience Optimization.

El Search Experience Optimization es otra forma de entender el SEO, siempre en constante evolución ( la actualización algorítmica de Panda, el giro provocado por Penguin, la publicación de Google Colibrí), que se basa en olvidarse de los robots y arañas de los buscadores, para centrase en lo que realmente importa: la experiencia de usuario.

Y es que, todas las actualizaciones de los algoritmos de los motores de búsqueda siempre han tenido un denominador común: la búsqueda incesante para encontrar la manera de mejorar la experiencia de usuario, aumentado métricas tan fundamentales en los nuevos modelos de negocio online como tiempo de permanencia en la página, la tasa de conversión (tanto de visita a lead, como de oportunidad de negocio segmentada a venta), o el Lifetime Value.

Las estrategias de posicionamiento han virado radicalmente. Se ha pasado de intentar posicionar un término, a trabajar para aportar valor al usuario, con el objetivo de retenerlo dentro de la página, a través de contenido de calidad, publicado regularmente, mejorando la velocidad de carga del site… El SXO (Search Experience Optimization) es capaz de mejorar la experiencia de usuario en un site a través de los siguientes aspectos.

Por qué apostar por una estrategia SXO (Search Experience Optimization)

El Search Experience Optimization busca conectar emocionalmente, ya no solo en la forma, sino también en el fondo, con el usuario. ¿Quieres saber cómo conseguirlo? Desde INCRENTA estamos plenamente convencidos en la necesidad de apostar por una serie de claves para conseguir maximizar el potencial del Search Experience Optimization.

  1. Necesitas un plan, una hoja de ruta. La publicación de contenidos por qué sí (porque esto que voy a publicar va a aportar un gran valor a mi buyer persona) solo lleva a más absoluto fracaso. Define tu plan de acción, y genera contenido en torno a él.
  2. Aunque hasta hace relativamente poco tiempo los contenidos se creaban única y exclusivamente para ser atractivos a los ojos de los robots, los contenidos los leen las personas, y deben estar orientados a satisfacer sus necesidades, dudas y problemas.
  3. El tiempo es clave. Según un análisis realizado por Jakob Nielsen, experto en User Experience, la gran parte de los usuarios que visitan una página web se esfuman antes de los primeros 10 segundos. Si consigues derrocar esta barrera, el visitante se mostrará predispuesto a interactuar contigo. Ya lo sabes: tienes 10 segundos para convencer a tus usuarios de por qué deben quedarse contigo, y para conseguirlo deberás tener una respuesta que genere confianza y credibilidad a su pregunta, y que esa respuesta sea accesible.
  4. Usabilidad y experiencia de usuario. Optimizar la usabilidad y la experiencia de usuario te permite saber si los objetivos de los clientes potenciales se están cumpliendo, o no. Concéntrate, sobre todo, en las páginas que reciben mayor volumen de tráfico orgánico, y haz test A/B para conseguir detectar qué es lo que realmente están demandando tus usuarios.
  5. Titles y meta-descriptions. Los titles y las meta-descriptions siempre han sido importantes para el posicionamiento orgánico. Por ejemplo, si entendemos cada búsqueda del usuario como una pregunta, el propio resultado en sí es la respuesta a esa pregunta, y los tiles y las metadescriptions la promesa en firme de que vas a encontrar la mejor respuesta a la pregunta.

search experience optimization

Cuidado, no caigas en la tentación de ofrecer promesas que no puedes cumplir. El CTR de tus enlaces aumentará ostensblemente, pero la duración de la vista, la tasa de rebote se desplomará, lo que afectará a tu posicionamiento en los motores de búsqueda. Un ejemplo muy ilustrativo en este punto, y que desgraciadamente, se utiliza demasiado, es el uso de la palabra gratis: si incluyes gratis dentro del title y la metadescription, debes asegurarte de ofrecer algo gratis, si no el daño a tu negocio puede ser irreparable.

El posicionamiento orgánico es un disciplina en constante evolución y cambio. El Search Experience Optimization es un gran reto para las empresas, ya que deben ampliar su espectro, salir de su zona de confort, y adaptarse de forma real a lo que realmente demandan sus clientes potenciales.

Esta transición, de lo que hemos conocido como el SEO, al SXO (Search Experience Optimization), se debe hacer de forma gradual ¿Quieres saber cómo puedes mejorar la experiencia de usuario de tus clientes potenciales? Haz clic aquí y desmarcarte de tu competencia.


LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Leave a Comment