Cómo mejorar el posicionamiento SEO de tu ecommerce

Optimizar el SEO de un ecommerce cada vez es más difícil. Y no lo digo solo porque nos enfrentamos con gigantes como Amazon, es que además el volumen de pequeños competidores que deciden lanzar su portal de comercio electrónico crece día a día.

Sin embargo, optimizando los aspectos SEO de nuestra tienda online tendremos más probabilidades de ocupar las primeras posiciones. En este sentido… ¿Qué podemos hacer?

 

 Invierte tiempo en la búsqueda y selección de palabras clave.

Esta etapa es crítica dado que comprometerá el éxito (o el fracaso) de cualquier acción SEO que realicemos a posteriori.  No es mi intención alargarme en este punto, hay mucho material (como este artículo) en el que se amplía esta etapa. Pero sí que me gustaría enfatizar que conviene dedicar tiempo a esta fase. Incluso en la propia elección del nombre de un artículo, convendría realizar una keyword research básica.

 

 Crea contenido único y de valor para las categorías y los productos.

Content is King. En este sentido, es esencial que cada ficha de producto cuente con contenido único, de calidad y optimizado para los motores de búsqueda. Es cierto,  esta labor requiere muchos recursos, pero una ficha de producto correctamente optimizada posicionará mucho mejor que otra que tan solo cuente con un título y una imagen.

 

 Presta especial atención a las categorías  y a las tags.

Las tags y las categorías son muy útiles para categorizar y posicionar contenidos. Por ejemplo, en las agencias de viajes los productos por lo general son muy volátiles. Me explico, puedes tener a lo largo del año 12 ofertas distintas para viajar a Tenerife y, en este sentido, puede resultar más atractivo centrar  tus esfuerzos en posicionar  una tag llamada “viajes a Tenerife” que ofertas concretas con un ciclo de vida muy reducido.

Pero hay que prestar mucha atención en esta tarea. La creación de tags es una labor que requiere de una planificación estratégica que seleccione cuidadosamente aquellas tags que se van a utilizar. Por ejemplo, si vendes tablets no tiene sentido generar numerosas tags (tablets, tablet, tabletas, tableta, etcétera) dado que no solo diluirás tus esfuerzos sino que, además, generaras un problema de contenido duplicado.

 

 SEO de tu ecommerce

 

 Utiliza los enlaces internos para distribuir la autoridad y facilitar la navegación.

En este sentido, la construcción de enlaces internos es muy útil para distribuir la autoridad de nuestro dominio. Además, puede facilitar la navegación al usuario. Entre las buenas prácticas, podemos destacar las siguientes: –          Crea breadcrums para facilitar la navegación al usuario –          Enlaza desde las categorías a los productos y a las subcategorías –          Evita enlazar a aquellas páginas que no sean relevantes para el SEO.

 

No indexes los parámetros en las URLs.

En el comercio electrónico es muy común que, para un mismo producto, haya varios aspectos que varían (color, talla, modelo). Sin embargo, tenemos que asegurarnos de que con cada parámetro no se genera una nueva URL dado que, si no cuidamos este aspecto, se generarán muchas URLs para cada producto creando un problema de contenido duplicado.

 

 No todo el contenido es texto.

Tanto las imágenes de los productos como los vídeos pueden reforzar el posicionamiento de cada una de las páginas de nuestro portal y, por tanto, deberán estar optimizados.

 

 Diferencia tus páginas en los resultados de búsqueda.

Algo tan sencillo como ofrecer titles y metadescriptions atractivos y optimizados puede aumentar (y mucho) el CTR de nuestros resultados de búsqueda. O podemos sumarnos a la nueva tendencia: los rich snippet permiten diferenciar nuestros resultados de búsqueda añadiendo aspectos como el precio, la imagen del producto e, incluso, un vídeo de presentación.

 

 Incluye las opiniones positivas de tus usuarios.

En Internet es esencial ofrecer seguridad a los potenciales clientes. Por ello, incluir testimonios positivos de nuestros clientes puede aumentar nuestro ratio de conversión en gran medida. Pero en términos SEO, permitir a los usuarios dejar sus opiniones aportará contenido fresco y relevante a nuestras páginas, que es lo que Google quiere ver.

 

 Ofrece una versión aceptable para los dispositivos móviles.

Todavía hay muchas páginas que no ofrecen una versión aceptable para dispositivos móviles. Sin embargo, la expansión de estos dispositivos no tiene precedentes: más del 66% de la población española tiene ya su propio Smartphone y el tráfico web móvil se duplica cada año. Los dispositivos móviles tienen sus propias limitaciones frente a los ordenadores de sobremesa: potencia muy inferior, pantalla mucho más pequeña, velocidades de carga más lentas, ausencia de ratón… Todo ello hace que las versiones no adaptadas disparen el porcentaje de rebote y que renunciemos a clientes que realmente QUIEREN comprar nuestros productos.

 

 Optimiza también la velocidad de carga.

Por cada segundo adicional que se demore la velocidad de carga perderemos cientos de clientes interesados en adquirir nuestros productos. Por ello, aspectos como contratar un servidor dedicado, optimizar los pesos de las imágenes etcétera son, hoy en día, fundamentales.

 

 ¿Qué hago con los productos caducados?

En mi opinión, esta es la cuestión que más problemas origina a los webmasters. En cualquier portal ecommerce hay muchos productos que no se volverán a mostrar (por ejemplo, un televisor que no se va a fabricar más). ¿Qué hacemos con ellos? Borrarlos no es suficiente, muchos webmasters se limitan a eliminar la página del producto  sin tener en cuenta que están generando un error 404.

Para evitar esta situación, disponemos de numerosas opciones cuya conveniencia dependerá de cada caso concreto. Por ejemplo, si el producto ha quedado obsoleto y ha sido sustituido por un nuevo modelo, puede interesarnos redirigir permanentemente la página de la vieja versión a la nueva, transfiriendo la autoridad que ya habíamos generado. También podemos redirigir el producto a su categoría si no disponemos de una nueva versión.

Con esta solución, trasladaremos toda la autoridad generada por el producto a la categoría padre. ¿Y qué pasa si nos interesa dejar el producto porque aporta valor al cliente pero no queremos que Google lo considere? Podemos añadir los atributos noindex, nofollow para indicar a los motores de búsqueda que no consideren estos productos si bien permanecerán visibles en la página.

 

 Consejos generales para optimizar el SEO de tu ecommerce.

  1. Monitoriza tu e-commerce periódicamente. Deberías definir una serie de KPIs y aquellas palabras clave críticas para tu negocio y monitorizarlos semanal o mensualmente.
  2. Automatiza tu labor usando herramientas. No resulta rentable hacerlo todo a mano. Por ejemplo, herramientas como SEOmoz te presentan de forma sintética información sobre errores, contenido duplicado, etcétera, información que de forma manual costaría muchas horas de trabajo.
  3. Sigue las tendencias SEO y aplícalas a tu portal. El SEO se reinventa constantemente y debes actualizar tu e-commerce a las nuevas tendencias.
  4. Adapta tu página web a los dispositivos móviles de forma urgente.

    Suscríbete gratis al blog | INCRENTA

LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Leave a Comment