Growth hacking: el turbo de las estrategias de marketing

El growth hacking podría definirse como una estrategia de marketing que combina analítica, creatividad, técnicas del marketing, mejora de producto, innovación y métricas sociales. Todo ello con el objetivo de hacer crecer el número de usuarios de una empresa en el ecosistema digital, incrementar sus ventas y generar crecimiento en todos los sentidos.

 

Growth hacking ¿El marketing del s.XXI?

El término growth hacking nació en 2010 cuando Sean Ellis escribió un artículo en el que hacía referencia a este nuevo fenómeno y a la importancia de definir este nuevo puesto estratégico dentro de la empresa, especialmente para startups.

Pero, en la práctica, ¿Qué cambios puede realizar en tu negocio online la estrategia de growth hacking?

Por ejemplo, nos referimos a pequeños cambios como el botón de compra de un ecommerce, unos simples ajustes en los envíos de emailing, A/B/C/D tests o encuestas en las redes sociales, cambiar el formato de las imágenes

 

Perfil del growth hacker

Los magos de las nuevas tecnologías, como algunos se atreven a definirlos, son en su mayoría millenials y su meca está en Silicon Valley. Estos talentosos maestros del crecimiento online poseen unas cualidades y aptitudes muy específicas:

  1. Analítico. Es una persona inteligente que sabe analizar cada detalle y sacar métricas de debajo de las piedras, con el único objetivo de optimizar y ser más eficiente en cada proceso.
  1. Multidisciplinar. Sabe un poco de todo para la toma de decisiones inteligente.
  1. Autosuficiente y Eficiente. Sabe destinar el tiempo necesario a cada tarea y escoger en cada momento la más eficiente para sumar un paso más en el crecimiento del negocio online.
  1. Rápido. Es ágil en la toma de decisiones y su campo de batalla es la medición con la táctica de “prueba-error”. Sabe desechar lo que no sirve, y cambia rápidamente el camino para seguir avanzando.
  1. Curioso. Se hace preguntas constantemente ya sea para darle una vuelta de tuerca a la estrategia o para mejorarla.
  1. Creativo. Sabe arriesgar y dar con la clave, es capaz de inventar soluciones al la velocidad de la luz. Una persona curiosa y que constantemente busca nuevas y rompedoras fórmulas del éxito.
  1. Multiplica el tráfico. Su mayor objetivo y satisfacción es ver como se multiplica el tráfico, los leads y las conversiones.

 

Growth hacking, más allá del marketing

El growth hacking, como ocurre con otras estrategias de marketing digital como el Inbound, se caracteriza por buscar resultados sin una inversión importante.

Los principales beneficios de este tipo de estrategia respecto al marketing más tradicional son los siguientes:

  • El growth hacking proporciona en cada fase de la compra lo que el buyer jorney necesita realmente. Por tanto, no crea necesidades sino que las busca y las encuentra.
  • El growth hacking está en constante búsqueda de la mejor y más innovadora alternativa al marketing de pago tradicional, por lo tanto busca ahorra cuantos mayores costes mejor.
  • El growth hacking sabe en qué momento de cada fase del embudo de conversión debe actuar y cómo debe hacerlo.

 

Estrategias growth hacking para potenciar el marketing online

Las estrategias y tácticas que se pueden emplear en el growth hacking son muchas, pero queremos destacar algunas de las más eficientes y contrastada en los últimos tiempos:

Ofrece un regalo

Esta táctica tiene tiempo y se ha empleado en los negocios offline, pero lo cierto es que la palabra “Gratis” o “Regalo” funciona siempre de gancho a la perfección. Los concursos y sorteos también pueden considerarse un regalo, prueba a organizar uno en redes sociales y comprueba como el nivel de participación es altísimo.

Registros a través de redes sociales

Parece que a la mayoría de consumidores online les resulta un tanto molesto el registro en plataformas a través de formularios, por eso una de las estrategias de growth hacking más efectivas es ofrecer la posibilidad de conectar sin escribir ni un dato; directamente vinculando cuentas en redes sociales con el registro para obtener un determinado beneficio. Conseguirás aumentar tu base de datos rápidamente.

Recomienda a un amigo

Esta técnica de growth hacking es muy sencilla de aplicar, consiste en ofrecer algún tipo de ventaja, recompensa o beneficio para un usuario ya existente por invitar a otro amigo a conectarse o suscribirse con la empresa.

“Últimas unidades”

Es una estrategia muy empleada en el growth hacking porque siempre funciona también. Se trata de poner un producto o servicio avisando de que quedan pocas unidades o las plazas son limitadas, conseguirás acelerar las ventas y satisfacción de los clientes. Ryanair es un buen ejemplo de ello, cuando avisa del número de asientos disponibles en el vuelo que estás consultando.

Trials o pruebas de producto

Esta técnica de growth hacking suele verse en productos tecnológicos, especialmente software para usuarios o empresas. Consiste en ofrecer una prueba de producto gratuita solo por facilitar los datos a la empresa emisora del mensaje. Con ello conseguirás conectar y poner la miel en los labios a tu buyer persona.

En definitiva, el growth hacking: implementa, testea y experimenta, mezclando experiencia con creatividad desde una perspectiva métrica que mejora el crecimiento y las conversiones de un negocio online. ¿A qué esperas para ponerla en práctica?

 

LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Leave a Comment