Cómo conseguir la primera visita en tu clínica dental

En el marketing y la consecución de objetivos de negocio, nada es cosa del azar y todo se basa en un buen planteamiento estratégico que te ayude a definir los pasos hacia la obtención de resultados.

Si ya has llegado al punto que te planteamos, es porque habrás estado trabajando en un plan de negocio donde tienes claro quién es tu público objetivo y, sobre todo, cuál es el valor añadido y/o diferencial que vas a ofrecer, frente al resto de clínicas dentales.

Aunque el sector dental ha tendido a diferenciarse por precio, es una estrategia que te limitará a largo plazo. Está claro que es un componente importante que debe contemplar tu plan de acción, pero no debe ser el pilar de tu modelo de captación.

Piensa a lo grande…y obtendrás los resultados deseados

El problema de muchas acciones de marketing es que se centran en estrategias a corto plazo, cuando – en especial en inicios de negocio- tienes la oportunidad de construir un camino sólido y duradero, al que quizás debas dedicarle más recursos y esfuerzo, pero que supondrá la consolidación de tu marca y una clientela fiel, recurrente y evangelizadora.

Este planteamiento también tiene que estar presente cuando pienses en tus usuarios y lo que les mueve a decidirse por ir a una clínica dental determinada, donde factores como la confianza, el trato, la calidad o la cercanía pueden ser decisivos.

No hay que olvidar que la valoración de todos estos componentes se va a realizar a través de Internet y de la información relacionada con la clínica dental, su plantilla y servicios. Así que no pases por alto las posibilidades de la onmicanalidad y que todo será más fácil, poniendo al cliente en el centro.

Un consumidor que busca un servicio de odontología, en más de un 78% de los casos, acudirá a Internet para consultar su dolencia y encontrar respuestas sobre el tratamiento que necesita y quién lo ofrece.

Tras llegar a ti, pondrá a prueba tus contenidos, calidad y experiencia, como forma de conocer tu reputación y hacerse una idea general de la credibilidad que le transmites.





marketing sanitario




Con esta visión acudirá a otras webs de referencia con la idea de comparar información, precios y lo que pueda encontrar sobre ti, dicho por otros profesionales o pacientes.

Para que todo esto responda a una estrategia coherente y orientada al éxito, está más que comprobado que en el sector sanitario, el marketing de contenidos es crucial para posicionarse y crear un vínculo concreto con cada cliente.

Por último, será el momento de reflexión y decisión que le llevará a descartar tu clínica, o seguir indagando en tus contenidos, con la predisposición de pedir una cita o realizar una consulta previa orientativa.

¿Por dónde debo empezar la estrategia de contenidos?

En el ámbito sanitario, el rigor, la profesionalidad y la transparencia van a ser la columna vertebral de todo mensaje y acción que se quiera difundir.

Internet y las redes sociales han otorgado un poder al consumidor que le facilita obtener información y exigir ciertos contenidos, como manera de comprobar la calidad y credibilidad de una marca, en especial relacionado con salud y estética.

Web

Debe ser el centro y el resultado de toda búsqueda que se realice sobre ti, tus servicios o elementos por los que se te reconozca.

Es importante que apliques un desarrollo desde la Experiencia de Usuario (UX), la arquitectura de la información y una sección de noticias y novedades que ayude a tu posicionamiento y nutra a tus redes sociales.

Contenidos audiovisuales

Son los más demandados y consumidos y una buena forma de demostrar la calidad de tus servicios y quién está detrás de ellos.

Emplea infografías o videos para dar información de valor, facilitar su comprensión y complementar contenidos más tradicionales que ayuden al posicionamiento y búsqueda por palabras clave.

Desde aquí podrás trabajar en contenidos personalizados dirigidos a usuarios captados o que estén construyendo una relación con tu marca, con un objetivo de fidelización y recurrencia.

Redes sociales

Comienza por elegir bien dónde quieres estar, a quién te diriges en cada red y con qué mensaje.

La idea de replicar contenidos ya no funciona y piensa que no impactarás a la misma audiencia y lo que puede aportar a tu clínica, las diferentes comunidades sociales.

Los embajadores de marca

Se trata de tu plantilla que debe conocer y difundir el mismo mensaje en el que basas tus acciones estratégicas, de manera que fortalezcan la marca y todo sea coherente y fluido.

Valor añadido e innovación

Da un paso más y facilita la interacción con tus clientes, por ejemplo, a través de una aplicación donde tengan acceso a su historial, pidan cita o consulten sus dudas con los profesionales que realizan su seguimiento.

Y no olvides combinar lo más preciado del sector sanitario: la última tecnología con un componente emocional y personalizado, para que el cliente siempre se sienta cuidado y arropado.

LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Leave a Comment