¿Trabajo freelance o agencia?: marketing con satisfacción al cliente - Increnta

¿Trabajo freelance o agencia?: marketing con satisfacción al cliente

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

Vamos a debatir. Te hablaba hace poco del ‘marketing automation‘ y de las distintas opciones de herramientas que hay en el mercado. Su función tiene mucha relación con las soluciones integrales en la nueva era del marketing. En este punto se abre la puerta a otro dilema: ¿las empresas deben optar por el ‘trabajo freelance’ o por los servicios completos de una agencia que se acercen a la satisfacción del cliente? Sospecho que muchos pensarán por el título que voy a crear controversia, y nada más alejado de mi intención. Lo que quiero poner encima de la mesa es que ambos mundos tienden, deben tender, por el bien del cliente, a la unificación.

¿Qué aporta un Freelance?

El ‘trabajo freelance’ desarrollado por una persona aporta cercanía y tiempo, normalmente mucho tiempo.

La cercanía ofrece confort a un cliente, puesto que tiene tiempo de explicar con mucho detalle lo que quiere, lo que espera, lo que le gustaría, inquietudes, preferencias y un largo etcetera.

Por supuesto, un buen freelance es un gran profesional y controla alguna materia muy concreta. Es experto en alguna disciplina técnica y gran conocedor de todo el proceso y resto de técnicas.

En el ‘trabajo freelance’ también puede haber tiempo para las dinámicas de grupo. Un freelance normalmente se apoya en otros freelance, o incluso en agencias pequeñas que resuelven otro grupo de disciplinas que lo complementan.

¿Qué aporta la Agencia de Marketing?

Una agencia, dependiendo mucho de su tamaño, debe poder ofrecer una solución llave en mano. Es decir, debe ser capaz de cubrir todas las disciplinas técnicas con expertos cualificados sin salir de la agencia en la parte principal, al menos en Increnta lo entendemos así.

Una agencia debe disponer de estrategas de marketing, equipo de contenidos, equipo de diseño, maquetadores web (por supuesto responsive), integradores y desarrolladores, redactores, equipo SEO, community manager y social media, y un equipo de soporte para las muchas cosas «robatiempos» que acaban surgiendo en el día a día de los proyectos.

Por supuesto necesita interlocutores con los clientes a través de gestores de cuentas. Éstos, por lo general, realizan tareas comerciales aunque pueden estar, a su vez, divididos en comerciales puros y directores de proyecto. En este punto, pueden existir sinergias entre las soluciones conjuntas de una agencia y el ‘trabajo freelance’. Éste debe ser ejecutado en tareas de interlocución y captación, según el área geográfica de actuación.

Si nos ponemos todavía más profundos necesitamos de la figura del planificador, puesto que todas las acciones deben ser orquestadas con las necesidades de varios clientes. Cada cuenta tiene su calendario de publicaciones, eventos, fechas claves y por supuesto… sus imprevistos!

[hs_action id=»3323″]

¿Qué necesita el cliente?

Principalmente el cliente requiere soluciones a sus demandas y, más prioritario, que nos adelantemos a sus demandas antes que él mismo sepa que las tiene. Es decir, el cliente necesita las dos cosas: un profesional cercano y experto y una visión global sobre el cumplimiento de sus objetivos. Lo contrario conduce a situaciones que pueden obligarle a desembolsar una gran cantidad de tiempo y/o dinero. El cliente necesita que todo lo que tenga que hacerse… se haga.

El acercamiento por el freelance parece lo más sencillo. Sin embargo, siempre queda el temor que la agencia termine por hacerse con su cliente, puesto que ofrece una solución llave en mano. Todas las agencias pueden llevar a cabo acciones parciales de marketing online pero, a medida que el cliente avanza, los objetivos puede terminar necesitando una estrategia inbound marketing con todas las disciplinas  que se pueden necesitar. Y todo sin olvidar el ‘marketing automation’.

El freelance termina realizando más tareas de gestión que de implementación de su especialidad.

Yo creo que eso es positivo. Cuando un freelance, entendiéndolo como un experto en una disciplina, termina ocupando la mayor parte de su tiempo en la gestión de la cuenta o diseñando la estrategia, o coordinando los esfuerzos de los distintos equipos de marketing es un paso adelante en la evolución profesional.

De hecho, creo que es uno de los pasos más importantes que se pueden dar. La gestión de cuentas es, a la postre, estar completamente involucrado en los objetivos de los clientes. Por tanto, debe hacerse responsable de los resultados que sus recomendaciones generen.

En Increnta hemos tomado posición en este debate hace ya algún tiempo. Hemos trabajado con algún profesional que actualmente es parte importante de la agencia. Su función se apoya en la potencia, en la globalidad de la solución de la estrategia de marketing online que un cliente necesita maximizando resultados y optimizando el tiempo. Es como la agencia ha crecido en distintas ciudades de España y como queremos crecer en otras como Sevilla, Bilbao, Zaragoza y Oviedo.

 

¿Crees que esta es una buena aproximación y tu ámbito de cobertura está en alguna de estas ciudades? Nosotros también lo creemos y queremos hablar contigo. El trabajo freelance de captación y traslado de negocio con un mensaje único de agencia supone un paso al frente en un debate que todavía estará de actualidad en el año 2014.

[hs_action id=»3325″]

[hs_action id=»3414″]