Los 7 pecados capitales del comercio electrónico - Increnta

Los 7 pecados capitales del comercio electrónico

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

Durante los últimos años, muchos emprendedores han encontrado en el comercio electrónico una salida a la crisis económica. Cada vez nos encontramos más portales de ecommerce, y a su vez, los consumidores se vuelven más exigentes. Aunque el comercio online atraviese una época de bonanza, las tiendas online no están exentas de errores.

Y más si tenemos en cuenta que el comercio electrónico es un mercado joven, todavía por explotar. Uno de los principales errores de las empresas de comercio electrónico es preocuparse por aspectos tecnológicos, dejando de lado por más importante: una estrategia de ecommerce que consiga satisfacción en el cliente. Parece fácil pero en el fondo no lo es.

Haciendo un resumen de experiencias de usuario, te proponemos un artículo con los 7 pecados capitales del comercio electrónico. Si quieres triunfar dentro de este mercado, ten cuidado y no caigas en la tentación.

[hs_action id=»3248″]

7 pecados capitales del comercio electrónico

1- B2B and B2C

Partiendo de la base que no es lo mismo vender a un consumidor físico que a una empresa, sus necesidades son completamente distintas. Si nuestra línea de negocio es B2C nos encargaremos de potenciar las ventajas del producto, los aspectos positivos que conseguirá personalmente el usuario,… En definitiva por qué el usuario debe elegirnos en detrimento de la competencia.

Por otro lado, si somos B2B, nos centraremos en la lógica de la solución, las características del producto. La explicación de cómo su producto es capaz de ahorrar horas de trabajo, gastos o recursos. Otra diferencia muy importante es que las B2C suelen tener relaciones a corto plazo con sus clientes. Las B2B deben tenerlas a largo plazo para no fracasar.

2- Ciclo de ventas

Probablemente uno de los mayores errores del marketing automatizado es la idea de que el cliente debe estar de acuerdo con la empresa acerca de cuál debería ser su siguiente paso. Cada usuario se encontrará en una fase distinta del ciclo de compra.

Ciclo de ventas

Contactar hace X.
Enviar un correo electrónico pidiéndoles que hagan Y.
Pasa el tiempo y el contacto no hace Y.
Enviar un correo electrónico pidiéndoles que hagan Y.
Pasa el tiempo y el contacto no hace Y.
Enviar un correo electrónico pidiéndoles que hagan Y.
Pasa el tiempo y el contacto no hace Y.
Envíele un EMAIL muy agresivo pedirles que hagan Y.
Pasa el tiempo y el contacto no hace Y. Olvídate de ese contacto, nunca va a comprar.

El ciclo de compra consiste en una especie de viaje en el que el cliente va consumiendo acciones. Por ejemplo, si ya ha hecho X, la única acción verosímil es Y.

3- Intentar plagiar lo que funciona en el mundo físico

Una tienda online no funciona como una tienda física. Para empezar, una tienda online no se parece en nada a una tienda física: el lenguaje en internet es diferente, la gestión, los clientes, la manera de distribuir el producto,… En el mundo online todo es diferente, así que si queremos triunfar con una empresa en Internet, deberemos tener en cuenta todos estos factores a la hora de realizar el plan de negocio.

 

pecados capitales del comercio electrónico

4- No todo finaliza en la venta

Es un hecho que es bastante más sencillo volver a vender a un cliente que ya te ha comprado previamente, que conseguir uno nuevo. Muchos ecommerce no prestan atención a este dato y se dedican a cubrir el expediente enviando una serie de cupones semanales. Pero solo con esto no vas a conseguir inducir a la compra. Existen técnicas de marketing que te ayudarán a fidelizar clientes, a través de mejorar la experiencia de usuario.

El up-selling es una técnica en la que el vendedor trata de inducir al comprador a que elija un producto más caro. El cross-selling (también conocido como venta cruzada) consiste en mostrar al comprador una serie de artículos relacionados con un objeto que éste haya añadido al carrito.

5- No te limites al email marketing

Los clientes no piensan en su relación con una marca dentro de los confines de un ‘canal’ específico como el correo electrónico. La relación se extiende a través de todos los canales offline y online: vía telefónica, chat en vivo, interacciones en redes sociales,… En definitiva, no debemos restringir el marketing automatizado al email marketing.

Por ejemplo si utilizas la automatización de marketing para detectar si ese cliente tiene una cuenta de Twitter y luego enviar un correo electrónico para incitarle a participar en la red social de tu empresa, tendremos que ofrecer un contenido dinámico, que reaccione a los comportamientos que los clientes han tenido contigo.

6- Big Data

El Big Data es fundamental para que las empresas gestionen eficientemente los datos de los que disponen, repercutiendo en la toma de decisiones. De todas maneras, la automatización del marketing en un comercio electrónico debe basarse en algo más que los análisis de comportamiento de Big Data.

Es sorprendente la cantidad de información que la gente está dispuesta a darte, si entienden por qué la estás pidiendo y qué es lo que vas a hacer con esa información. Utiliza la información para fines nobles y no viles, pero sobre todo se transparente (a cualquier atisbo de falta de transparencia, el cliente huirá de tu comercio electrónico)

Te hemos nombrado 6 pecados, no es un error de imprenta, si no que queremos que el séptimo nos lo digas tú, en base a tu experiencia, ya sea como usuario o como negocio basado en el comercio electrónico ¿Qué séptimo pecado capital nos propones?

[hs_action id=»3250″]

[hs_action id=»3414″]