5 errores de la reputación online - Increnta

5 errores de la reputación online

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

España es uno de los países europeos con mayor grado de penetración de las redes sociales, sin embargo, incongruencias de la vida, pese a que prácticamente todo lo que pasa se comenta en la red, con el altavoz correspondiente que Internet supone, no todas las empresas son conscientes de la importancia de tener una buena reputación online.

Hoy en día, el cliente tiene más poder que nunca. Los monólogos de las empresas, en busca de captar clientes a base de desgaste, han evolucionado a una comunicación birideccional, con las ventajas y peligros que ello conlleva.

En un mercado tan joven, y en constante evolución, como es el de Internet, un error de bulto nos puede condenar al ostracismo. En este artículo te ofrecemos los 5 errores más sangrantes de la reputación online.

[hs_action id=»1800″]

 

5 errores a la hora de gestionar la reputación online

1- Branding deficiente. Todo contenido que publicamos, ya sea una foto, un post, un comentario contribuirá de forma notable a construir nuestra imagen corporativa. Por ejemplo, uno de los principales errores a la hora de dar el salto a las redes sociales es no reflexionar sobre qué queremos conseguir con ese paso en concreto, qué valores, imagen,… queremos que cale en nuestros usuarios. El carecer de una estrategia de branding confunde a nuestra audiencia, genera dudas sobre nuestra credibilidad y torpedea el resto de acciones.

2- Falta monitorización. La monitorización online es un punto fundamental dentro de la gestión de la reputación de una empresa. Es el primer paso para detectar posibles problemas. Un buen trabajo de monitorización no solo nos permitirá conocer el impacto y la valoración que estamos teniendo, sino nos ayudará a reaccionar ágilmente ante situaciones que puedan resultar potencialmente dañinas para nuestra reputación online. Aquí te dejamos las mejores herramientas para monitorizar tu reputación online.

3- Content Is King. El Contenido es el Rey, y más con la nueva actualización del algoritmo de Google: Colibrí. Antes de empezar a escribir, debemos tener en cuenta cuál va a ser nuestra política estratégica de contenidos: ¿Quién es nuestro Buyer Persona? ¿Cuáles son los canales más apropiados para transmitir cada mensaje específico? Una vez contestadas estas preguntas, tenemos vía libre para empezar a ofrecer a nuestros usuarios contenidos que les aporten valor.

reputación online

4- Solo con monitorización no es suficiente. La monitorización es un aspecto fundamental para detectar posibles anomalías, pero sin una estrategia pro activa basada la toma de decisiones orientadas a crear una feedback con nuestro público que nos permita ir construyendo y mejorando nuestra reputación online.

5- Reaccionar con naturalidad ante cualquier crisis de reputación online. Toda persona, empresa o institución está expuesta a las críticas, sean fundadas o infundadas. Reaccionar con calma no significa no defenderse cuando los ataques sean gratuitos y sin fundamento. La mejor forma de conocer las distintas formas de gestionar una crisis de reputación online es aquí.

Estos 5 errores básicos de reputación online se podrían minimizar si las personas encargadas de estos menesteres tuvieran la formación adecuada. En el caso de no tenerla, lo mejor es recurrir a una agencia de marketing especializada en el sector online. Desde Increnta te proponemos una serie de estrategias basadas en el marketing de atracción o Inbound Marketing ¿Te animas a adentarte en el mundo del Inbound?

[hs_action id=»1802″]

[hs_action id=»3414″]