10 consejos para superar las fases iniciales en las startups

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

Cuando comienzas un proyecto, el entusiasmo, la fuerza y la pasión son los principales motores de los que se nutre, pero lamentablemente todos estos valores tienen una fecha de caducidad. Sólo el 15% de los negocios online supera los dos años de vida. Si quieres que tu startup se ‘haga mayor’ conviene que lleves contigo este kit de supervivencia que te permitirá superar las fases iniciales en las startups.

Como hemos apuntado en artículos anteriores, cualquier startup deberá pasar por diferentes fases en su batalla por lograr inversores y financiación. Aquí te ofrecemos 10 consejos para superar las fases iniciales en las startups.

[hs_action id=»1325″]

Estrategias para superar las fases iniciales en las startups

1- El modelo de negocio tiene que ser escalable. La escalabilidad de un modelo de negocio es uno de sus atributos más importantes, pese a que tendemos a infravalorarlo por puro desconocimiento. Un negocio escalable permitirá al emprendedor poner a prueba su idea, y cambiarla las veces que haga falta, para adaptarla al mercado.

 

2- Deja de mirarte al espejo. Pese a que seas «muy guapo», sin trabajo y constancia no llegarás a ningún lado. Emprender implica un compromiso y una dedicación superior a la de cualquier otro empleo. Los proyectos que solo miran hacia uno mismo tienden a fracasar estrepitosamente.

 

3- El equipo del que te rodeas será fundamental para lograr el éxito. Busca perfiles complementarios que puedan aportar diferentes cosas a la startup, pero ante todo aprovecha la inteligencia emocional para influir positivamente en los demás trabajadores.

 

4- La financiación es clave en las fases iniciales en las startup. Cualquier empresa de nueva creación, y más las startups, que están marcadas por un claro componente de riesgo, necesita  un colchón financiero para cubrir posibles imprevistos. La financiación se puede convertir en un verdadero dolor de cabeza para sus creadores. Dependiendo de la fase de la startup necesitarás un tipo de financiación diferente: Business Angels, Venture Capital, etc.

 

5- Dar para recibir. El emprendedor forma parte de un ecosistema empresarial con unas reglas. Para conseguir que los demás te apoyen, debes ofrecerles alguna cosa que les aporte valor (aunque cualquier startup en su fase inicial tendrá escasez de fondos). Un buen ejemplo de este punto sería ofrecer a los empleados acciones de la compañía, o lo que es lo mismo, la promesa de que si las cosas van bien, todos se beneficiarán.

fases iniciales en las startups

 

6- Equipo polivalente y muy flexible. Cualquier startup, en sus primeras fases, vive en un cambio constante. Rodéate de un equipo capaz de asumir diferentes funciones y con mucha flexibilidad horaria, nunca se sabe en qué momento se puede necesitar a cada especialista.

 

7- Austeridad. Cualquier gasto superfluo puede ser una losa para el desarrollo de una startup. Ten en cuenta que el principal objetivo de cualquier negocio, tanto online como offline, es encontrar un modelo viable. Hasta encontrar ese modelo, es muy importante consumir la menor cantidad de cash flow posible.

 

8- Identifica qué puestos son fundamentales. Todas las startups tienen una base tecnológica. Conviene que te asocies, o si no lo contrates, a un especialista en esta materia.

 

9- La imagen de marca es fudamental. Crea una identidad reconocible para que tu imagen perdure en el tiempo. Tienes que plasmar ante tus proveedores y tu público objetivo una imagen de marca impecable.

 

10- Outsourcing. No eres un especialista en todas las materias. Deja en manos de empresas especializadas aquellos aspectos que no forman parte del núcleo del negocio: la logística, el marketing, etc.

La externalización te permitirá disponer de más tiempo para centrarte en desarrollar los aspectos más relacionados con la empresa, y a su vez te ayudará a convertir en variables buena parte de tus gastos fijos.

 

El mundo empresarial cada vez se está haciendo más competitivo gracias a Internet. Pese a que cualquier startup tiene un alto porcentaje de fracasar en su fase inicial, si haces las cosas bien tendrás muchas más posibilidades de alcanzar el éxito. Desde Increnta te proponemos una estrategia de marketing online personalizada para facilitarte las cosas. ¿Te animas a tomarte un café y explicarnos tu proyecto?

[hs_action id=»1329″]

[hs_action id=»3414″]