Aplicaciones móviles: nuevos modelos de negocio | Increnta

Modelos de negocio de las aplicaciones móviles

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

Los ingresos derivados de las aplicaciones móviles crecen más del doble cada año. Pese a este panorama de crecimiento, rentabilizar una app móvil no es una tarea fácil. En este artículo te presentamos los tres modelos de negocio de las aplicaciones móviles.

Según un estudio publicado por startapp, los ingresos totales derivados de las aplicaciones móviles fueron de 30 billones de dólares el pasado año 2012. Lo más sorprendente de todo es que el 89% de esos ingresos vienen de aplicaciones gratuitas, y tan solo la pírrica cifra del 11% viene de apps de pago.

¿De dónde vienen exactamente los ingresos de las aplicaciones móviles? Las aplicaciones móviles se pueden clasificar, según su modelo de negocio, en 3 tipos.

 

 

3 tipos de aplicaciones móviles según su modelo de negocio

1- Aplicación de pago o “Premium”

El usuario descarga la aplicación en su dispositivo previo pago del precio establecido por el desarrollador. Dependiendo de la plataforma, las tiendas de aplicaciones fijan unos rangos de precios que los desarrolladores seleccionan como precio de venta al público. En el caso de Apple, al desarrollador/dueño de la aplicación le corresponde un 70%de los ingresos obtenidos por descarga.

 

2- Aplicación gratuita

El usuario descarga la aplicación sin abonar nada de dinero. Este modelo de negocio es muy habitual por la escasa predisposición de algunos usuarios de Internet en descargar contenido de pago. Un dato muy curioso es que en la tienda de aplicaciones de Android (Google Play) cerca del 90% de las aplicaciones que se descargan son gratuitas.

La monetización de este tipo de aplicaciones suele ser mediante la inserción de publicidad, suele ser un banner situado en la parte superior o inferior de la pantalla. La desventaja de este tipo de aplicaciones móviles es que estos anuncios suelen resultar muy molestos para el usuario, ya que dificultan la navegación y ralentizan el funcionamiento de la app.

 

 

3- Aplicación gratuita con contenido de pago adicional o “Freemium”

Un modelo de negocio que se está extendiendo con más potencia es un híbrido entre las dos opciones anteriores. El usuario descarga la aplicación sin desembolsar ninguna cantidad de dinero, pero tiene acceso limitado al contenido de la aplicación

La monetización puede buscarse a través de dos métodos simultáneos: ingresos generados por el pago para desbloquear el contenido adicional (compra de contenidos desde la aplicación o In-App Purchase) y por las impresiones generadas por publicidad. En este caso, en el momento en que un usuario efectúe una compra, se deberán desactivar los anuncios en su dispositivo.

 

Si vas a encargar una aplicación móvil tendrás que analizar qué objetivo pretendes con la construcción de la misma, para una vez claro elegir uno de estos 3 modelos de negocio. ¿Hablamos?