Weather Ads : La última revolución en automatismo de puja

Uno de los avances en marketing digital más innovadores de los últimos años han sido los automatismos de pujas en las campañas PPC: hora del día, ubicación, sexo y edad del usuario, entre otros. La elevada precisión para ofrecer al potencial cliente aquellos productos o servicios que necesita ha supuesto un antes y un después en la experiencia online del consumidor.

En un contexto donde las estacionalidades afectan de manera considerable al comportamiento de los usuarios en Internet, cobra especial importancia la posibilidad de hacer ajustes de puja automáticas mas allá de las variables demográficas o internas de una herramienta, adaptando el contenido y lo que estamos dispuestos a pagar por un clic. En este caso, hablamos concretamente del clima.

Si bien es cierto, datos como festividades, preferencias de búsqueda, o incluso el idioma del usuario son datos a tener en cuenta cuando se trata de direccionar un anuncio, el clima es un factor muy importante a tener en cuenta a corto plazo. Pongamos un ejemplo práctico: ¿cuál es el comportamiento del consumidor en un supermercado cuando hace buen tiempo? ¿Y cuando hace frío? ¿Y si está lloviendo, o hace viento?

Estudios demuestran que el clima afecta sustancialmente a la manera de consumir de los clientes, pues éste se encuentra asociado a determinadas actividades y conductas. Si a esta premisa le sumamos la posibilidad de poder cambiar la puja, o incluso activar ciertos anuncios de una campaña según las condiciones meteorológicas de una zona concreta, nos encontramos con un escenario de ventas ideal.

De hecho, muchas empresas ya están sacando provecho de esta estrategia. ¿Está previsto una semana de altas temperaturas? El sistema de automatización pujará más por consumos asociados a este tiempo e incluso mostrará una creatividad específica, consiguiendo aumentar notablemente el ratio de conversiones del anunciante. De este modo, y gracias a esta estrategia, un aumento en la temperatura podría activar anuncios de equipos de aire acondicionado, productos de alimentación para barbacoas, accesorios para pasar un día en la playa, ofertas de viajes a zonas costeras… así como una bajada de temperatura o un clima lluvioso podría desencadenar un aumento en la puja de palabras clave relacionadas con, por ejemplo, alimentos invernales (chocolate caliente, sopas,…), aparatos calefactores, ropa de invierno, o destinos turísticos relacionados con este tipo de clima.

Muchos tipos de negocio pueden beneficiarse enormemente del sistema de automatización de pujas ajustado al clima; sobre todo, como ya hemos mencionado, aquellos negocios relacionados con el turismo y la climatización del hogar. Y es que ya no es suficiente con predeterminar la estrategia de campaña según las estaciones del año, pues se estaría perdiendo el potencial de ventas que ofrecen todas las fluctuaciones climatológicas que tienen lugar a lo largo de los meses. Y cuando se trata de campañas configuradas para varios países a la vez, esta estrategia se vuelve indispensable. Pero la aplicación de la automatización de pujas según el tiempo es aún más amplia, pues el clima no sólo puede determinar qué tipo de productos va a comprar el cliente; puede influir en los canales de compra utilizados por el usuario e incluso en la predisposición del cliente para gastar.

Un estudio llevado a cabo por richrelevance.com determinó que en días soleados los usuarios tienen menos tendencia a comprar por Internet, mientras que en días lluviosos o de bajas temperaturas, las posibilidades de que realicen compras online aumentan considerablemente. Así mismo, se determinó que en días de sol los consumidores realizan un mayor desembolso económico que en días de lluvia; y es que el buen tiempo está directamente relacionado con el estado de humor de las personas, y cuanto mejor sea éste, más dispuestos estarán a consumir.

En definitiva, la estrategia de automatización de pujas es una de las mejores maneras de optimizar una campaña de marketing online sin que el anunciante deba invertir demasiado tiempo, ni llevar un seguimiento exhaustivo de la misma (más allá de la configuración inicial de los automatismos de campaña), sacando así el máximo beneficio de todas aquellas circunstancias que pueden empujar a un potencial consumidor a realizar una compra.

LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Leave a Comment