Cómo reducir la tasa de rebote de tu web

El pensamiento mayoritario de los directivos y directores de marketing de grandes empresas, en cuanto a estrategia en Internet se refiere, suele ser alcanzar la mejor posición posible en la página de resultados de Google (posicionamiento orgánico), descuidando otros aspectos fundamentales como por ejemplo una correcta experiencia de usuario, un diseño web optimizado, la tasa de rebote,…

Imagínate por un momento que tienes un sitio web muy bien posicionado, que recibe mucho tráfico cualificado, pero que esas visitas, no encuentran lo que buscan (por una mala experiencia de usuario, puntos de fuga innecesarios,…) Lo más probable es que la conversión de tu ‘site’ sea muy baja, pese a que has conseguido atraer tráfico cualificado, interesado en ti.

Un indicador de rendimiento que te permitirá analizar cómo mejorar la tasa de conversión de tu purchase funnel es el tiempo que permanece un visitante en tu sitio web. Si el usuario al entrar en nuestra página regresa al resultado de búsqueda anterior, o directamente cierra la ventana, significará que no encontró nada en tu página que pudiese satisfacer su necesidad insatisfecha, y por eso abandono el sitio.

¿Qué es la tasa de rebote?

La tasa de rebote es una métrica que nos muestra la tasa de abandono de visitantes tras interactuar con algún soporte, es decir, la tasa de rebote mide la cantidad de visitas que tras aterrizar en tu ‘site’ visitaron un solo contenido y se fueron (en menos de 30 segundos).

La tasa de rebote es una de las principales lacras de muchos negocios online que tienen una tasa de conversión muy baja. Es un fiel reflejo de que algo no está funcionando como toca en tu página. Una tasa de rebote demasiado alta  indica normalmente que el visitante no encuentra la página que buscaba, o no cumplía con sus expectativas, aunque también puede darse el caso de que el usuario que visitó el contenido y encontró la información que buscaba a la primera

¿Tienes una tasa de rebote demasiado alta y no sabes por qué? ¿Tu tasa de rebote es muy baja pero no logras conversiones? En estos dos casos, los siguientes consejos te ayudarán a corregir este problema.

¿Cómo reducir la tasa de rebote de tu negocio online?

1- Identifica las fuentes de tráfico (origen de tus visitas)

Lo primero que debes hacer es identificar la tasa de rebote de las diferentes fuentes de tráfico (directo, orgánico, campañas de email marketing, referencia,…) para acotar el problema.

2- Contenido cualificado de calidad

En este blog, por activa y por pasiva, nos hemos jactado de la importancia del contenido de calidad, para cualificar clientes potenciales. El usuario quiere encontrar lo que busca, sin perder tiempo, así que escribir contenido cualificado de calidad de ayudará a reducir la tasa de rebote.

 

tasa de rebote

Gratisgraphy

3- La importancia de los titulares

En un mundo sobresaturado de información, en muchas ocasiones, los usuarios acceden a un determinado contenido por el titular. Los titulares estar optimizados para los motores de búsqueda, es decir, deben contener las palabras claves, pero también tiene que estar directamente relacionado con el contenido de tu artículo, si no el usuario, tras visitar el contenido, abandonará el ‘site’, incrementando tu tasa de rebote.

4- Estructura el contenido

Algo tan sencillo como colocar la información más importante al comienzo de los párrafos te ayudará a disminuir la tasa de rebote de tu página web. Es sencillo, cuanto más fácil encuentre lo que le interesa, más tiempo se mantendrá en tu ‘site’.

5- Diseño de las landing pages

Desde mi punto de vista, el factor más relevante para reducir la tasa de rebote. Crea una página de destino para cada palabra clave. Una landing page puede tener muchos objetivos. Antes de diseñar una landing page, piensa ante todo en la usabilidad y experiencia de usuario. Evita cualquier punto de fuga que distraiga al cliente potencial del objetivo final.

Si no tienes mucho tiempo para centrarte en la disminución de tu tasa de rebote, te recomiendo que analices el tipo de soporte en el que deseas reducirla. Los blogs suelen tener una tasa de rebote entre el 70% y el 98%, mientras que los sitios de comercio electrónico tienen una tasa de rebote de entre el 20% y el 40%.

Una vez tengas en cuenta en que soporte quieres disminuir la tasa de rebote, y su contexto, ya no tienes excusa para intentar bajar la tasa de abandono en tus soportes ¿Qué otros consejos conoces para disminuir la tasa de rebote en un ‘site’?

Para recibir más contenidos sobre negocio, empresa e Internet gratis: SUSCRÍBETE AL BLOG GRATIS.

Te dejo también el enlace a nuestros contenidos multimedia: QUIERES VÍDEOS GRATIS.


Suscríbete gratis al blog | INCRENTA

LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Leave a Comment