Si te interesa el mercado chino, saca el máximo partido a tu estrategia con campañas en WeChat

Llegar a nuevos consumidores y conquistar nuevos mercados son desafíos comerciales que se han puesto al alcance de todo tipo de negocio por las facilidades del mundo online y la comunicación global.

Con el nivel de competitividad y el esfuerzo que hacen muchas empresas para posicionar su marca y trabajar su reputación online, es lógico querer aprovechar todo este contexto para llegar a mercados con gran potencial y consolidar nuevos canales de venta y extensión de marca.

Frente a estos retos, muchos empresarios deciden poner su mirada sobre China e intentar adentrar en un mercado donde las redes sociales occidentales están restringidas y se opta por otros servicios acordes a su cultura. Es aquí donde nace el interés por conocer mejor qué es Wechat y qué servicios ofrece esta especie de red social que se ha convertido en una aplicación multifuncional.

 

Qué es WeChat y por qué es clave para el mercado chino

Hablar de China es hablar de la segunda potencia mundial, con una clase media en continuo crecimiento -con una población de 1.400 millones de habitantes- y una sociedad abierta al consumo global. Pero eso sí, manteniendo ciertas limitaciones sociopolíticas arraigadas a la historia y condición del país.

China se posiciona como uno de los países con mayor consumo online, donde más del 53% de la población tiene acceso a internet y un 60% lo utilizó para hacer compras durante 2018. Para hacernos una idea de la magnitud del mercado, estamos hablando de que China alberga 445,2 millones de consumidores en Internet, frente a los 125 millones que hay en Estados Unidos.

Junto a este comportamiento y consumo digital, unido a la desvinculación con las grandes redes sociales de origen extranjero, hacen que la aplicación WeChat sea la más empleada y la vía más efectiva para tener presencia en el país.

WeChat es una aplicación con múltiples funciones que abarca desde los servicios de red social, canal de comunicación, mensajería instantánea, acceso a compras online y forma de pago. Se considera una super aplicación ya que tiene más de 1.000 millones de usuarios, es el canal a través del que más llamadas y mensajes se realizan, además de ser también un espacio de venta y medio de pago móvil.

La red social WeChat nació en 2011 como una plataforma móvil gratuita para realizar llamadas, mandar mensajes y emplear videos, imágenes, stickers,… para comunicarse. Su símil occidental comenzó siendo WhatsApp, pero su potencial para incorporar nuevos servicios hace que hoy en día sea un ecosistema digital incomparable.

“WeChat es Facebook más Twitter más Instagram más nuestro banco y miles de aplicaciones más, porque te permite desde hablar con amigos, pedir comida a domicilio o pagar un taxi hasta irte de compras sólo con el móvil”. Según Jing Sun de PayXpert, plataforma que permite el desarrollo de WeChat Pay.

 

Para qué sirve Wechat en tu estrategia de empresa

Para los habitantes de China, WeChat es la aplicación con la que gestionan las actividades de su día a día con su smartphone, ya que sus principales funcionalidades son:

  • Red social: de comunicación instantánea junto a otros servicios para compartir contenido y seguir a personas, empresas e instituciones.
  • Marketplace: como espacio de compra y consumo de todo tipo de servicios, ocio, restauración…
  • Medio de pago: WeChat Pay para realizar pagos online y también en establecimientos físicos, al estilo “wallet”.

Dado todo esto, son muchas las maneras en las que una empresa puede emplear WeChat para dar facilidades a los consumidores, ya sea como medio para interactuar con su comunidad, crear un espacio de venta dentro del propio marketplace de la app o aceptar pagos con WeChat Pay.

Según los objetivos de tu empresa, estas funcionalidades principales ya muestran diversas opciones de cómo utilizar WeChat para acciones de marketing y ventas, tanto por la amplitud de su uso, como por el tráfico de datos que se pueden extraer.

Según apuntan los expertos en comercio exterior, WeChat puede tener grandes cometidos para las empresas españolas. Por un lado, aceptando pagos en espacios de venta online y offline españoles a través de esta app, aprovechando el gran número de turistas chinos que visitan el país, la percepción de la marca España para comprar online ciertos productos y el valor añadido de ofrecer el medio de pago al que están más habituados.

Esta funcionalidad de pago también puede ser muy interesante para comercios y empresas en España, en las que la población china asentada en el país representa un importante grueso de su target y se busca ofrecer una experiencia de compra y pago más adaptada a su cultura nativa.

Por otro lado, si la estrategia es introducirse en el mercado chino, son muchas las opciones de ecommerce que ofrece WeChat, desde plataformas de terceros vinculadas, su propia sub-aplicación Mini-program o la integración de micro-eshops que ofrecen productos y servicios de todo tipo a través de WeChat.

Quizás esta última sea la que más recursos exija para crear una cuenta oficial y contar con todos los certificados comerciales que pide el mercado chino. Pero, dado el potencial para las ventas e internacionalización de marca puede ser una inversión con gran garantía de éxito.

LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Leave a Comment