Publicidad programática: más allá de los resultados de búsqueda

Si la publicidad digital ya es la reina en cualquier estrategia de marketing, la publicidad programática ha irrumpido con fuerza, sobre todo por las ventajas y facilidades que representa.

Sea cual sea la actividad o sector, la publicidad programática actúa de forma más inteligente, primero de nada porque se basa en el proceso y análisis de datos masivos -big data-, y junto con esto es capaz de conseguir un mayor nivel de segmentación de clientes potenciales y, por tanto, un mejor rendimiento de las inversiones dedicadas a comprar publicidad en diferentes canales.

Qué es la publicidad programática y porqué es tan rentable

Es el tipo de publicidad más efectiva para aumentar audiencias, rentabilizar impactos a los targets adecuados.

Porque la publicidad programática se comporta en relación a datos de navegación que recoge del usuario, ya sea por medio de las cookies o la cesión de datos por usar canales sociales gratuitos.

La compra programática de publicidad actúa a través de plataformas sistematizadas que procesan todos estos datos y los emplea para segmentar audiencias y dirigir anuncios, según los requisitos de cada anunciante.

A diferencia de la publicidad pura digital, con este tipo de compra programática, la inversión no se realiza en el espacio online que albergará en anuncio, sino en la audiencia que lo recibirá. Por tanto, los expertos en compra de publicidad programática ya han dejado atrás los sistemas de cascada y ahora se centran en pujas en tiempo real (RTB) en plataformas de compra programática.

Cómo hacer compra programática

El acceso a pujas y datos en tiempo real implica el dominio de programas automatizados más avanzados que los clásicos adserver, que funcionan en base a algoritmos, y es donde se realiza la negociación de los espacios publicitarios disponibles, de acuerdo al precio y a la audiencia a la que se quiere impactar.

Estas plataformas automatizadas permiten que los expertos en publicidad programática decidan qué usuarios le interesan en cada momento y lugar, según a quién se dirige -sus audiencias- y el contexto, asegurándose un mayor impacto y rendimiento del banner, ya sea en impresiones, tráfico o conversión en venta.

¿Entonces qué es lo más importante para las marcas que quieren hacer publicidad basada en la compra programática de anuncios? Pues, al margen del presupuesto, cuanto una marca mejor conozca a su audiencia, cómo se comporta y en qué canales está presente, más fácil será conectar con ellos, captarles, y convertirles en clientes.

Y esto lo facilita el RTB o Real Time Bidding, como método de pujas online para comprar publicidad donde las marcas compiten. Las pujas se realizan de acuerdo a los perfiles de audiencia y se realizan en plataformas especializadas como son los Ad Exhanges.

La efectividad de la compra programática de publicidad nativa

Dada las ventajas de esta forma de invertir en publicidad, la mejor forma de hacerlo es a través de la publicidad nativa, es decir, la aparición publicitaria menos intrusiva a través de impactos dentro del contenido editorial de un espacio, el lugar de con displays.

Digamos que las ventajas de la publicidad nativa es que esta no se percibe como tal, y su presencia no incomoda o aporta mayor valor al usuario -por tanto, también a la marca- que tiene la posibilidad de redirigirse hacia ella.

Con la publicidad nativa existen mayores posibilidades de trabajar estrategias de branded content ya que los usuarios confían más en este tipo de contenido promocionado, y dada la sobreexposición a publicidad digital -y la aparición de los adblockers-, a un 53% de los usuarios les resulta más atractiva que un display que incluye una llamada a la acción (CTA).

Por tanto, los contenidos creados por terceros hablando de una marca, los contenidos patrocinados en formato editorial o los native display ads, son las formas promocionales menos intrusivas, sobre todo porque no interrumpen en la navegación, lo que provoca que el CTR y el recordatorio de marca sea mayor.

En todos estos casos, sigue primando la segmentación y la audiencia, unido al valor de que el contenido promocional está relacionado con la información que está consultando el usuario, lo que fomenta el tráfico y la visibilidad de forma más natural.

Dada que la experiencia de navegabilidad es mejor, tanto la plataforma que ofrece espacios publicitarios, como la marca que invierte en publicidad son mejores percibidas y se consiguen ventajas añadidas, como el reconocimiento de marca y el engagement.

Increnta puede ayudarte a conocer mejor estas formas más efectivas de hacer publicidad y encargarse de la gestión y acceso a la compra programática. ¡Cuéntanos qué necesita tu marca y te ayudaremos a conseguirlo!

LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Leave a Comment