CRM: explota la BBDD de tu negocio

No hay negocio que se precie que no haya dedicado tiempo y recursos de valor en planificar cómo va a administrar los datos de sus clientes y cómo va a crear una base de datos que le permita realizar diversas acciones y conocer mejor a su usuario.

Con la irrupción de la era digital, en primera instancia la cantidad de información que se comenzó a incluir en las bases de datos de las empresas se multiplicó de forma exponencial, complicando su gestión, pero también ampliando el potencial de tener más y mejores datos de cada cliente.

Al mismo tiempo, el avance digital trajo consigo nuevas herramientas y softwares especializados, únicamente, en la gestión de bases de datos de una empresa y la optimización de estas para conseguir objetivos de negocio.

Es lo que conocemos como CRM –Customer Relationship Management-, una herramienta diseñada para gestionar bases de datos en empresas y ofrecer funcionalidades tan eficaces, como la posibilidad de registrar todo tipo de interacciones que se dan entre el cliente y la empresa, así como poder segmentar usuarios según los criterios elegidos.

¿Qué es un CRM y para qué sirve?

La información es poder, pero también puede ser un arma de doble filo cuando la cantidad de datos es inmensa y no se sabe organizar y emplear de forma correcta.

Eso es lo que le ha venido ocurriendo a muchas empresas, que tras su proceso de digitalización, no han sabido cómo conseguir una base de datos completa, eficaz y fácil de manejar para todos los departamentos involucrados.

Es aquí cuando muchas se plantean las posibilidades del CRM, entendido como una innovación y actualización en la forma de gestionar las relaciones con el cliente. Por tanto, cuando se habla de implementar un CRM no solo se habla de integrar un nuevo software o programa más actual, sino que supone implementar un nuevo modelo de gestión determinante para las diferentes áreas de la compañía; Comercial, marketing y comunicación, servicio postventa, atención al cliente…

Por tanto, muchas de las empresas que optan por usar el CRM para la gestión de la información de sus clientes están invirtiendo en una forma de diferenciarse y de ganar ventajas competitivas en su ámbito, sobre todo porque el CRM es una herramienta esencial para manejar datos, convertirlos en información de valor y emplearlos en la toma de decisiones.

Teniendo claro que contar con un CRM es la forma más eficaz de gestionar datos sobre clientes y emplearlos de forma estratégica y eficiente, es el momento de detenerse en sus múltiples ventajas:

  • Mejorar la productividad: Ya que supone un ahorro de tiempo, la automatización de muchos procesos repetitivos y un acceso a información más segmentada para diseñar estrategias.
  • Optimizar servicios: En especial, todos los relacionados en un ciclo de ventas y facilitando que los profesionales puedan acceder a datos y compartirlos en una única plataforma.
  • Mejorar la capacidad de respuesta: El CRM resulta significativamente útil en las tareas de atención de cliente, gestión de incidencias y en la forma de realizar seguimientos sobre las necesidades del cliente.
  • Incremento en los índices de fidelización de los clientes: Resultando más rentables y óptimos los procesos de fidelización de un cliente, que la obtención de uno nuevo.

Y si nos detenemos en sus posibilidades para los diferentes equipos de una empresa, el CRM destaca en su utilidad para:

  • Equipos de ventas: Convirtiéndose en la mejor forma de aumentar la eficiencia de los comerciales y mejorar el conocimiento de su cartera de clientes, comportamiento y posibilidades de conversión.
  • Equipos de experiencia del cliente: El cliente ha ganado capacidad de decisión y es más necesario preguntarse y obtener las respuestas sobre, por qué nuestro producto destaca, cómo han llegado a nosotros y que ayuda a los clientes a decantarse por nuestra marca.
  • Equipos de marketing: Las posibilidades de diseñar y personalizar estrategias se amplían, gracias al acceso de información, que toda acción pueda ser trazable, medida y esos datos empleados para analizar el éxito conseguido.

La necesidad del CRM en el marketing

Si algo tenemos claro a estas alturas es que en el Inbound Marketing, gran parte del éxito de su ejecución proviene de la segmentación y el análisis de resultados, y esto es gracias también a que el CRM es una herramienta clave en las estrategias de marketing online

Debemos tener en cuenta que avanzar en el funnel de ventas es esencial para que una estrategia tenga éxito, además de que sea rentable y facilite futuras interacciones entre la empresa y el cliente.

Y por ello que el CRM se haya convertido en unos de los pilares para la fidelización de clientes, destacando que esta vía es más barata que la adquisición de un nuevo cliente, y que también supone la posibilidad de segmentar mejor, impactar en el momento oportuno y analizarlo todo.

Esto lleva a que automatizar acciones sea más sencillo y efectivo y, por tanto, que sea más fácil realizar email marketing y enviar a cada cliente el contenido que le interesa y le acerca a la marca. También ofrece la posibilidad de conocer mejor qué clientes convierten mejor y realizar un lead scoring para mejorar esos resultados.

¿Listo para explotar todas las posibilidades que brinda un CRM a la medida de cada empresa?

New call-to-action

LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Leave a Comment