GUÍA INCRENTA #7 Los conceptos básicos del Inbound Marketing

Atrás quedaron las viejas tácticas de marketing invasivo de técnicas push como por ejemplo bombardear al usuario sin haber medido sus intereses y haber segmentado previamente la base de datos.

La misión del Inbound Marketing es hacer que el cliente sea quien se acerque a tu empresa como consecuencia de una estrategia planificada para tus buyers persona o perfiles de clientes.

El Inbound Marketing constituye un conjunto de técnicas no intrusivas que generan valor a tus clientes, mediante acciones de marketing de contenidos, SEO, redes sociales, analítica web y generación de leads.

 

3 conceptos clave del Inbound Marketing

Creación de contenidos: debes conocer perfectamente a tu buyer persona o público objetivo, identificar qué intereses tiene. Debes generar contenidos que respondan a sus intereses y necesidades.

Puedes generar artículos en el blog, landing pages, vídeos etc. En definitiva, debes generar contenidos que se adapten a ellos al 100% para generar interés en tu empresa.

1. Personalización: un cliente pasa siempre por diferentes fases de interactuación y relación con tu empresa, es decir, no es lo mismo un cliente primerizo que un cliente fiel que lleva años comprando tus productos.

Debes realizar estrategias personalizadas para cada uno de ellos. Cuanto más adaptes tu comunicación, más probabilidad de conversión a ventas.
Se trata de ofrecerle a tu buyer persona, es decir, a tu perfil de cliente, lo que necesita en cada momento.

2. Viralización: las redes sociales son el vehículo perfecto para ampliar la difusión de tus mensajes y contenidos online. Todo está ligado, es decir, si personalizas tus contenidos con respecto a tus clientes y lo difundes por redes, poco a poco, irás generando tu comunidad de fieles seguidores de tu empresa-marca dispuestos a escucharte.

3. Analítica: medir resultados es el “must” del universo online. Internet es una herramienta muy potente para aumentar las ventas de tu empresa, pero si sabes interpretar a tus usuarios en este canal será tu mejor arma para duplicar tus beneficios empresariales.
Aquí es donde tiene un papel importante la analítica, capaz de interpretar en qué fase se encuentran nuestros buyers persona, lo que será determinante para cerrar conversiones.

lead-marketing-inbound

 

Fases del Inbound Marketing

Debes de conocer en qué fase se encuentra tu marca. ¿Tienes suficiente visibilidad y notoriedad como para captar clientes o consideras que aún tu negocio no está lo suficientemente maduro como para generar leads?

Una vez lo hayas identificado mediante la analítica, debes escoger tu siguiente objetivo. La única forma de multiplicar tus resultados es aplicando estas 4 fases:

1. Atraer a los buyers persona. Para atraerlos debemos reforzar el SEO, marketing de contenidos, redes sociales y PPC. Todas estas acciones deben estar cohesionadas con los objetivos del proyecto.

2. Convertir. La conversión en esta técnica implica la consecución del objetivo, se refuerzan las llamadas a la acción y formularios para ampliar y clasificar la base de datos.

Aquí es determinante el purchase funnel o embudo de conversión, es decir, el estudio del proceso que siguen a los usuarios desde que son captados en una campaña de marketing hasta que se convierte en clientes. Detecta oportunidades que contribuyen a mejorar tu negocio.

3. Cerrar. Una vez tenemos una base de datos consolidada, debemos optimizarla, es decir, clasificarla en torno a los intereses del buyer persona, integrarlos con un CRM (Custumer Relation Management) o con herramientas de marketing de automatización que permitan que nuestra base de datos acabe convirtiendo.

Consiste en establecer perfiles dentro de nuestra base de datos y entorno a ello ir desarrollando acciones específicas mediante contenidos de su interés para persuadirlos hasta la conversión, es lo que se conoce como lead nurturing, un proceso de conversión planificado con el objetivo de que los clientes acaben convirtiendo, que los cold leads pasen a hot leads, es decir, de contacto en la base de datos a cliente.

4. Deleitar y fidelizar. Debemos fidelizar a los clientes actuales, conservarlos. Esta fase consiste en seguir trabajando contenidos relevantes personalizadas para ellos. Ya sabemos qué tipo de cliente es, qué le interesa y qué no.

Debemos desarrollar una estrategia de contenidos específicos para ellos con el objetivo de mantener a los clientes y conseguir que se conviertan en prescriptores de nuestra compañía, es decir, en clientes para toda la vida.

Para lograr este proceso inbound, es importante la coordinación de todas las fases por lo que recurriremos a un programa de automatización que integra todo.

La metodología Inbound, cumple los objetivos de tu negocio. Es el proceso que acompaña y guía a tus clientes en su proceso de compra y en su toma de decisión construyendo una relación duradera entre tu marca y el usuario.

Déjanos ayudarte a ampliar tu cartera de clientes¿Hablamos? 





inbound marketing




LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Leave a Comment