10 errores comunes que muchas empresas cometen con su blog

Las estrategias de blogging son una manera excelente de demostrar el valor de tu empresa. También te permiten desplegar un altavoz para tu marca con una capa de  le diferenciación respecto a la  competencia. En definitiva, con el marketing de contenidos y las estrategias Inbound Marketing podrás atraer a clientes y aumentar las posibilidades de generación de leads cualificados. Eso sí, para crecer en el mundo online hay que regatear –lo siento por el término futbolístico- los 10 errores comunes que muchas empresas cometen en su blog.

El mundo de los blogs se ha convertido en un baúl absurdo para muchas compañías. Hay muchos errores que se repiten en las estrategias de contenidos de los que pretenden ‘pescar’ algún cliente. Es decir, muchos se lanzan al río del mundo de los contenidos vestidos con un equipaje de samuráis o con un cañón que difícilmente van a ofrecer resultados. Como mucho, el objetivo conseguido será el hecho de ‘pagar las mofas’ de los que acceden a los llamados posts –en una buena estrategia hay relatos y no posts- de tu empresa.

Si estás en la situación de replantear tu estrategia de contenidos y, de verdad, quieres invertir para poder captar clientes te recomiendo una estrategia Inbound Marketing. El contenido es la estrella y el marketing automation’ ofrece un control absoluto de los rendimientos de cada acción.

Si todavía no sabes si lo haces bien en tu blog te voy a detallar varios fallos comunes en el mundo del blogging. Están inspirados en un relato de Nathan Yerian, director de Estrategia en Adhere Creative.

 

10 errores en los blogs de empresa

1) Tu empresa es inconsistente con el ritmo de publicaciones

¿Cuándo fue la última vez que publicaste un artículo? ¿Cuándo es la próxima vez? Si no sabes responder a estas sencillas preguntas tienes el primer problema.

Tu calendario de publicaciones debe ser una actividad predeterminada y constante. Si los lectores no saben cuándo o con qué frecuencia publicas tendrán otro motivo para olvidar el ‘camino’ de vuelta al blog.

Debes tener un ritmo constante y poder organizar a los recursos de tu estrategia de marketing de contenidos para una buena ejecución de la misma.

Ejemplo: “publicar en un día siete posts y esperar una semana hasta la siguiente publicación”.

 2) Te miras el ombligo

¿Monopolizas la temática de los artículos del blog hablando de tu empresa, productos o servicios? ¡Estás matándote con cargas fraccionadas! ¿Por qué alguien se va a preocupar solo por tu empresa, productos, servicios?

Tu blog tiene que aportar valor a las personas que, o ya son, o podrían ser algún día clientes de tu empresa (también conocidos como tus ‘buyer persona’). Debes plantearte cuestiones básicas: ¿Qué intereses tienen? ¿Qué preocupaciones tienen? ¿Qué contenido les puede ayudar a crecer? Si no tienes las respuestas a estas preguntas, ha llegado el momento de averiguarlas.

Ejemplo: “Nuestra empresa ‘x’ recibe tres galardones del sector”… repetir este tipo de contenidos provocan un desinterés del buyer persona.

 3) Los títulos de los blogs carecen de colmillo

Nadie va a leer tu blog si no se siente intrigado por el título. Demasiados bloggers no dedican el suficiente tiempo para asegurar el ‘colmillo’ de los titulares y pierden posibilidades de impactos.

La mejora los titulares no sólo atraerá más lectores, sino que también potenciará el interés de los lectores ya suscritos a los envíos de contenidos de tu empresa.

Ejemplo: Titular erróneo: “Formas para rentabilizar un blog”; Titular aconsejado: “10 formas para ganar dinero con un blog”

4) Olvidas el poder de la imagen

Si los artículos del blog de tu empresa no incluyen una imagen destacada y relevante, aumentan las posibilidades de perder la atención de gran parte del público objetivo. Las imágenes captan la atención inmediata de los lectores potenciales y ayudan a su público a determinar si su mensaje es digno de lectura.

En el caso de que tu empresa no encuentre una imagen libre adecuada, utiliza una foto de archivo de bajo coste en su lugar.

Ejemplo: Veer es una buena opción para servir la imagen que tu empresa necesita sin reventar la cuenta de resultados.

blogs de empresa

5) Obviar que hay que cambiar de plato en la mesa del lector

Una buena noticia para los intereses del marketing de contenidos que desarrolla tu empresa sería que los lectores del blog son un buyer persona tipo al que te puedes dirigir para captar oportunidades de negocio. Una vez que les ofreciste algún contenido de valor y que lo consumió en tu blog… ¿Cuál es el siguiente paso?

Cada entrada en el blog debe dar un siguiente paso para empujar la conversión en el embudo de leads de tu compañía.

Ejemplo: “Si tus suscriptores visitan contenidos de su interés ha llegado el momento de profundizar en un eBook y reunir la filosofía e información de varios artículos”

6) Aparcar la optimización de los mensajes

A estas alturas de lectura de mi relato, todos sabéis que es necesario tener las palabras claves incluidas en los artículos del blog para trabajar el SEO del marketing de contenidos.

Sin obviar el interés por trabajar palabras concretas, hay que tener en cuenta los cambios del algoritmo de Google. El gigante de Internet ya no prioriza tanto las conocidas como ‘keywords’ sino las posibles frases de búsqueda de los usuarios en su buscador.

Los ‘bloggers de negocio’ están ahora escribiendo para los motores de búsqueda en lugar de escribir para los lectores. Y es un fallo bastante frecuente. ¿Cuándo fue la última vez que Google compró algo de ti? No respondas, ya sé lo que vas a decir.

Mi consejo es tener las palabras clave en mente, pero el enfoque principal para el contenido debe pivotar sobre las posibles respuestas que tu ‘cliente tipo’ puede buscar en Internet. Una reflexión metafórica: intenta enamorar tus lectores y no te acuestes cada día pensando sólo en los guiños que haces a Google.

Ejemplo: “Un contenido con palabras clave distribuidas pero sin un relato coordinada que sostenga la historia contada… puede estar muy bien posicionado pero los lectores se pueden sentir asqueados por él y, por consiguiente, por tu empresa”.

7) Ignorar los comentarios del blog

¿Por qué escribiste el artículo? Espero que haya sido para comprometerte con tu público. Si tus lectores usan su tiempo para dejar un comentario (bueno o malo), entonces ¿por qué estás haciendo caso omiso de ellos?

Incluso si tu empresa sólo tiene un comentario en la entrada de un blog, el resto de los lectores están esperando una reacción. La interacción que proporciones fomentará otros comentarios. Si deseas mantener a un público comprometido, comentar es básico.

Ejemplo: “aunque recibas un comentario criticando tu visión sobre una temática, debes contestar. Vas por el buen camino”.

8) No compartes o participas en los canales sociales

¿Tu empresa comparte sus mensajes en los canales sociales, o sólo publica en el blog y espera lo mejor? Si vas a ser un blogger de negocios serio, tienes que construir relaciones con otras personas, de ideas afines, que pueden ayudar a difundir el mensaje de valor.

Cuando se publica una nueva entrada, asegúrate de que el contenido sea compartido en las redes sociales. Si estás registrado en comunidades, no dudes en compartir el contenido en esos grupos.

Ejemplo: “Incluye algún mensaje personalizado en cada actualización para mostrar el contenido de valor a la comunidad”.

9) No estás construyendo relaciones

Escribiendo en tu propio blog es bueno, pero ¿por qué no construir una carretera más grande? Como blogger de negocios, necesitas encontrar otros ‘editores’ para tener un beneficio mutuo. Con el tiempo debes construir relaciones con otros bloggers para llegar a acuerdos para la publicación de contenidos en soportes externos.

La construcción de estas relaciones requieren tiempo y una dedicación sincera al proceso. No te limites a enviar al azar un blogger un mail tipo: “Hey, escribí este artículo que quiero que publiques”.

Ejemplo: “En Increnta tenemos acuerdos con autores externos. Te dejo el último artículo de Eduardo Martínez del IEBS en nuestro blog”.

10) Dejar todo en manos de un freelance en su estrategia

Es una buena práctica apoyarse en autores de fuera de tu compañía para llegar a ciertas temáticas. Lo bueno se convierte en malo cuando la externalización de contenidos en un freelance carece de control y de estrategia de contenidos.

Tu empresa debe estar involucrada en el desarrollo de los temas de valor sin caer en el veto de todos los contenidos porque hay alguien que se considera el ‘editor del año’.

Desafortunadamente, la mayoría de los subcontratados no cumplen con los estándares de calidad que tu blog merece. Mi consejo es que, si decides externalizar contenidos, optes por un equipo de profesionales que piensen en un calendario de publicaciones, en tus posibles clientes, tu empresa.

Ejemplo: “Puedes encargar 20 posts a dos ‘escritores’ externos pero ese trabajo no tiene una estrategia que lo sostenga”.

Bueno, espero que este contenido sea de interés para ti si estás pensando en tener una estrategia de contenidos real. Ahora ya conoces el decálogo de errores que cometen muchas empresas en sus blogs. ¿Quieres añadir algún fallo más a este listado? Espero tus comentarios.

Suscríbete gratis al blog | INCRENTA

LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS
Showing 2 comments
  • Dana Carrillo
    Responder

    Todo es muy cierto!! pero yo tambien agregaria de que muchos blogs han perdido la esencia de su naturalidad es decir que ya no personalizan como antes ahora veo muchos blogs traducidos pero que no dan un valor agregado solo es copy and page… saludos de Perú

  • Increnta
    Responder

    Hola Dana, estamos de acuerdo contigo. Un blog debe aportar valor añadido a sus lectores, a veces se puede buscar inspiración en Internet para empezar a escribir pero nunca copiar y pegar artículos enteros. Un saludo :)

Leave a Comment