La necesidad de perder el miedo al Big Data

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

De acuerdo con un informe presentado por IDC, para el 2020 habrá más de 44 trillones de gigabytes de datos, que es aproximadamente diez veces más de la cantidad de información que hay actualmente, pero sólo el 22% de esos datos a los cuales se les denomina Big Data son útiles. Se estima que para el 2020, los Big Data superen el 37%.

Por otra parte, una investigación llevada a cabo por Online Business School estima que en 2020 las empresas apostarán en conjunto por el Big Data, lo cual aportará a la economía europea un promedio de 206.000 millones de euros, lo que supondrá un incremento del 1.9% del PIB en la zona euro, un 2.2% en Norteamérica, un 1.9% en los nuevos estados miembros y un 1.6% en las economías nacientes.

Estas cifras confirman cada vez más como las empresas a todo nivel comienzan a convertir al Big Data en un aliado estratégico para mejorar la eficiencia de los procesos en su modelo de negocio, así como la experiencia final de los usuarios.

Aunque los números hablan por si mismos, un porcentaje de empresas aún continúan escépticas a la incorporación de proyectos de Big Data a sus planes de negocio. Si bien es cierto que en este momento es una buena forma de proporcionar a tu compañía una ventaja competitiva, en los próximos 10 años será una necesidad y una parte muy importante de tu estrategia de negocio digital.

Así que, toma en cuenta las siguientes consideraciones de por qué incluir un proyecto de Big Data en tu modelo de negocio.

El Big Data más que una opción, es una necesidad

El Big Data es cada vez más una pieza clave en la toma de decisiones de las empresas. La realidad es que los datos hoy por hoy son la delgada línea que separa a tu compañía del éxito o del fracaso y se han convertido en un agente transformador del modo en que las empresas planifican sus estrategias.

Por lo tanto, la correcta gestión de los datos y la adecuada interpretación de los mismos te permitirá analizar el comportamiento de tus acciones en el entorno digital, así como la interacción de tu público objetivo con tu marca, con el propósito de brindar una mejor experiencia de usuario y optimizar el rendimiento global de tu organización.

1. Identificar el problema que intentas resolver

Darle sentido al Big Data puede ser un trabajo realmente agobiante. Por ello, la mejor forma de pensar en el Big Data como una gran herramienta que te ayudará a resolver un sin número de inconvenientes en el día a día de tu negocio.

En este sentido, si tienes identificados claramente los problemas que estás intentando resolver, la tecnología hace su aparición para aportarte soluciones concretas y eficientes.

Entonces, ¿estás tratando de captar más clientes? ¿quieres mejorar tu tasa de conversión? Una vez identificado el problema, puedes comenzar hacer uso de los datos para encontrar una solución. Por ejemplo, Google Analytics es una excelente herramienta para realizar el seguimiento de las acciones de los usuarios dentro de tu sitio web. Herramientas como Hadoop o NoSQL analizan tus datos de manera eficiente y está al alcance de cualquier empresa.

La clave en este punto está en conocer el problema e investigar cómo resolverlo a través del uso de los datos.

2. Comenzar con algo pequeño e ir creciendo

Los grandes expertos del Big Data recomiendan hacer uso del método científico, formular una hipótesis y utilizar los resultados que aporta el análisis de los datos para determinar si tus supuestos son correctos.

Generalmente las empresas realizan gran cantidad de análisis a sus datos y obtienen diferentes interpretaciones de los mismos. Esto se debe a que no se ha establecido un objetivo común sobre el cual medir los resultados.

Para empezar, puedes realizar un análisis piloto de tus datos y verificar si aportan información de valor para ayudarte a resolver un problema. Si la prueba es un fracaso no has arriesgado mucho en términos de tiempo y dinero. Si por el contrario es un éxito, abres el camino para el análisis futuro de tus datos a través del Big data.

Big Data

3. Elegir los datos correctos

A veces puede ser difícil encontrar los datos correctos para dar solución a tu problema. Por ello, los expertos se basan en los datos históricos de las compañías para construir una robusta base de datos con información relevante para sus intereses, con la cual podrán extraer datos que les permitirán ayudarlos a solventar problemas que parecían no tener solución.

4. Actuar con diligencia

El Big Data es más que un engorroso análisis de información, es la adopción de medidas concretas basadas en sus conclusiones. Una vez que obtienes un informe detallado, es muy importante que actúes con prontitud y diligencia en base a los resultados.

Es crucial que todos y cada uno de los departamentos de la empresa estén alineados, trabajando hacia el mismo objetivo común para que se le pueda sacar el máximo provecho de la información cuando este disponible.

5. Ver el bosque y no tan sólo el árbol

Muchas veces por el día a día de la gestión de tu empresa no puedes obtener una visión más amplia de lo que realmente necesita tu negocio. El Big Data puede darte fácilmente un panorama global de lo que está funcionando y lo que no dentro de tu compañía y en base a ello tomar buenas decisiones que contribuyan a mejorar la rentabilidad de tu negocio.

A veces como empresario aunque tengas experiencia en los negocios, necesitas ampliar un poco tus perspectivas y el Big Data puede ayudarte en ello.

Conclusión

Las empresas han comenzado a entender la necesidad de acceder a grandes volúmenes de datos e información con el propósito de analizar y comprender mejor el comportamiento de sus usuarios y en base a ello poder brindarles productos y/o servicios que realmente satisfagan sus necesidades y superen sus expectativas.

Así que, llegó el momento de dar un paso al frente y comenzar a filtrar y gestionar la información de tu negocio de forma más efectiva a través del Big Data.

¿Estás haciendo uso del Big Data para analizar de forma más efectiva la información de tu negocio? Compártenos tus comentarios.