En qué consiste el protocolo HTTPS y cuáles son las consecuencias de no usarlo

Seguramente te has fijado que cuando entramos a una página web, observamos siempre al principio de la barra de la dirección cuatro letras: HTTP (Hypertext Transfer Protocol o Protocolo de Transferencia). Este es un protocolo de comunicación de Internet que consiste en la petición de datos y recursos del cliente (que generalmente es el navegador web como Google Chrome, Mozilla, etc.) a un servidor, que es el que da la respuesta final para entrar en sí a la página web.

Lo que quiere decir todo esto es que para que páginas se carguen se deben efectuar primero una serie de peticiones por parte del navegador, para luego obtener una respuesta por parte de un servidor.

180322-Ctas-Blog-02-1

Lo que debes saber sobre el protocolo HTTPS

El protocolo HTTP es ampliable, por lo que ha podido modificarse a lo largo del tiempo y ha evolucionado. Es por ello que en la actualidad, al principio de las barras de la dirección web, vemos estas siglas, pero con una nueva letra, la S. Las siglas HTTPS por lo tanto significan “Hypertext Transfer Protocol Secure” y en español “Protocolo Seguro de Transferencia de Hipertexto”.

Cuando te encuentras con una página web cuya dirección comienza por HTTP, sin la S, significa que está usando el protocolo original y predeterminado o un lenguaje normal, pero no es una navegación segura. Dicho de otro modo, es más fácil que alguien pueda espiar la transferencia de datos entre tu ordenador y el sitio web.

Con el protocolo HTTPS se resguarda la integridad y la privacidad de los datos que ingresas en las páginas web a través de tu ordenador. El usuario tiene la idea de que su experiencia digital sea completamente segura y confidencial.

Por eso lo más recomendable es que si piensas crear una página web, lo hagas con este protocolo para así proteger los datos de tus usuarios y se sientan completamente tranquilos navegando en ella.

Y es que el protocolo HTTPS hace que absolutamente toda la comunicación, así como la transferencia de datos entre el navegador y la página de Internet sea 100 % segura. Esto porque el contenido de todas las páginas adscritas a este protocolo es cifrado antes de ser transmitido por la red.

Además hay un tercer servicio que se encarga de verificar la autenticidad de cualquier página antes de que el usuario tengo acceso a ella. Esta es la única manera de tener la seguridad de que estás accediendo a un sitio web real y no a alguno falso.

protocolo HTTPS

¿Qué consecuencias te traerá no usar el protocolo HTTPS?

El protocolo HTTPS es especialmente necesario en aquellos sitios web en donde el usuario debe introducir sus datos personales o crear cuentas con claves privadas como bancos, tiendas online o cualquier página en donde se lleve a cabo una transacción financiera.

De modo que si no aplicas este protocolo puedes perder muchos usuarios que hoy en día están muy bien informados. Los internautas saben lo que significa e implica una dirección que no comience con HTTPS.

Por lo tanto no se atreverán a entrar a una página web que no lleve estas letras al principio de su dirección y mucho menos se arriesgarán a dar algún tipo de dato ni personal ni de sus tarjetas de crédito.

Pero aunque hasta hace un tiempo este protocolo era opcional, hoy en día es prácticamente una obligación si quieres que tu página web esté incluida en los sitios de búsqueda más importantes como Google. Es por esto que debes considerar seriamente aplicar el protocolo HTTPS al momento de crear tu página web.

Si no lo haces, no tendrás la posibilidad de contar con un buen posicionamiento en Google, que es el principal buscador en la red y con el que muchas empresas han logrado mejorar su rentabilidad al obtener sitios web exitosos.

Por otro lado, gozarás de prestigio entre tus lectores que estarán completamente convencidos de que se encuentran navegando en una página reconocida y que se preocupa por la privacidad de sus usuarios.

De este modo, aún y cuando el protocolo HTTPS es mucho más costoso que el tradicional HTTPS, a la larga será una inversión muy lucrativa. Aumentarás considerablemente el tráfico a tu página web al poder ser incluida en los buscadores más importantes. Y además tus lectores no dudarán en introducir sus datos en caso tal que tu sitio así lo requiera y más si se trata de una tienda digital o un sitio de seguridad.

180322-Ctas-Blog-01-1

LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Leave a Comment