Email marketing: Cómo redactar copys orientados a la conversión

La conversión. Seguramente el principal dolor de cabeza a la hora de crear tus campañas de email marketing. La conversión es la meta de todo modelo de negocio basado en el ecosistema digital. Desde el mismo diseño de la web corporativa, pasando por los productos y servicios de portafolio, hasta llegar a las acciones relacionadas con el nurturing (por ejemplo el email marketing), todas están dirigidas con el único objetivo de aumentar las ventas.

Las conversiones digitales son parte del enfoque global de la conversión de un negocio. La tasa de conversión es la métrica que está directamente ligada al beneficio de toda empresa. De nada te servirá un excelente posicionamiento en los motores de búsqueda, o una política editorial de intachable reputación en los canales sociales, si no te preocupas por optimizar el rendimiento de tu estrategia digital.

Todos los activos digitales de un ecosistema deben estar orientados a la conversión. Un ejemplo bastante claro de la importancia de la conversión en el entorno digital es el email marketing, fundamental para que el usuario avance a través del funnel de ventas ¿Quieres saber cómo aumentar la efectividad de tus campañas de email marketing?

La importancia de los copys para aumentar el ROI de tus campañas de email marketing

La efectividad de un email se puede medir, a grandes rasgos, a través de dos aspectos fundamentales: la parte gráfica (parte más emocional) y el copy o redacción del mensaje, donde se materializa la idea conceptual (parte más racional). Si tenemos en cuenta que varios estudios indican que al rededor de un 50% de los usuarios que hacen clic en un email, no ven las imágenes de forma automática porque tienen desactivada esa función, entenderemos la importancia del texto para aumentar los ratios de conversión de un email.

Redactar copys efectivos para tus campañas de email marketing es algo más que hilar palabras con una buena redacción. Sin embargo, cada día me sorprendo de la cantidad de emails robotizados que recibo, sin ninguna empatía ni carga emocional. Estos emails, cortados con el mismo patrón, ignoran un aspecto fundamental: para diferenciarse de la competencia, se debe generar contenido de forma diferente, demostrar personalidad a través de contenidos de valor y sobre todo huir de palabras vacías, tópicos y frases hechas (en la actualidad, los usuarios se han vuelto completamente inmunes a este tipo de mensajes).

En el texto de un email, es fundamental enfocarnos en 2 aspectos clave: la línea del asunto y el cuerpo del mensaje. Un consejo: define el 90% del mensaje antes de escribir una sola letra y es importante que te bases en las siguientes directrices:

Email-marketing-Como-redactar-copys-orientados-a-la-conversion-02

1- ¿A quién te diriges?

A pesar que las campañas de email marketing suelen enviarse a una base de datos muy extensa, es uno de los activos digitales que permite mayor grado de personalización. No lo conviertas en el nuevo banner y aprovecha su potencial para hacer sentir al usuario especial y que por encima de todo, te preocupas por él.

2- ¿Qué problema o necesidad vas a resolverle?

Al usuario le interesa su problema y no si tú vas a cumplir o no con tus objetivos de captación o conversión. Define claramente tu opción, por qué debe elegirla y cuál es el valor  que ofrece tu oferta con respecto a las de la competencia.

3- Guárdate un as en chistera

La mejor forma de superar las expectativas de los suscriptores es ofrecerles algo que no se esperen (y que sea capaz de motivarles a realizar la acción que tú les estas proponiendo).

4- Define el objetivo del email

El objetivo de una campaña de email marketing no es realizar la venta final, sino lograr el click a la landing page. Muchos emails olvidan un aspecto primordial: mostrar al usuario el camino a seguir.

5- El copy de la línea del asunto es la puerta de entrada de los usuarios

Sin un copy atractivo en la línea del asunto, tu email acabará rápidamente en la papelera o si tiene suerte en la carpeta de spam. La línea del asunto debe tratarse como un titular. Es cierto que es sólo una frase, pero tu asunto tiene que estar redactado con un copy efectivo para destacar entre el resto de los asuntos de las pobladas bandejas de entrada de los usuarios, o todo el esfuerzo realizado no habrá servido para nada ¿Quiere saber cómo redactar el titular de la línea del asunto del email perfecto?

La línea del asunto no debe superar los 50 caracteres.

– Busca la combinación entre brevedad y concisión. Debes ser específico, y a la vez coherente (el usuario debe encontrarse con lo que prometemos a la hora de abrir en email). Mucho cuidado con generar expectativas que sabemos que no se van a cumplir.

Evita palabras tóxicas. Hay una serie de términos que los ISP (proveedores de servicios de Internet) identifican como spam. Por ejemplo, palabras como: Compre Ahora, Gratis, la utilización de mayúsculas, el uso excesivo de signos de admiración o símbolos como $.

Utiliza números. Ayudan a fijar el escaneado que hacemos cuando leemos líneas de asunto.

Crea sentido de urgencia. Los plazos limitados en el tiempo obligan al usuario a tomar una decisión de manera más rápida.

LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Leave a Comment