Coolhunting: el poder detrás de las tendencias

Uno de los principales intereses de los empresarios es saber cuáles son las necesidades de sus clientes o consumidores, por esto, han hecho uso del marketing para encontrar tendencias, entender la dinámica y el comportamiento en constante cambio del consumo para obtener respuestas en cuanto a las preferencias de los consumidores.

Con el desarrollo de las tecnologías digitales se ha abierto un espacio para conocer las nuevas tendencias, de esto se ha venido encargando un concepto relativamente nuevo en el mundo de la publicidad y el mercadeo: El Coolhunting.

¿Qué es Coolhunting?

El concepto de Coolhunting nació a principios de los años 90’s en Estados Unidos, la revista New Yorker fue la primera en usar el término de coolhunter o cazador de tendencias, para describir el trabajo de Dee Dee Gordon, la pionera en este campo y fundadora de la primer agencia coolhunting del mundo “Look-look”.

Entonces el coolhunting es un término que se puede traducir como “caza de tendencias”, aunque también es considerada como una disciplina que tiene un gran impacto al momento de ayudar a que las empresas estén preparadas y aprovechen las tendencias sociales.

Consiste fundamentalmente en:

  • Detectar, identificar y analizar tendencias
  • Obtener información útil y relevante para la organización y los clientes.
  • Anticiparse a los competidores, detectando lo que demandarán los consumidores.
  • Detectar oportunidades de negocio que se puedan aprovechar
  • Identificar las amenazas que aparezcan en el mercado y disminuir su impacto.
  • Encontrar nuevos nichos de mercado para posicionarse antes que la competencia.
  • Aprovechar comercial y económicamente las tendencias detectadas.

Coolhunting

Fenómeno Cool

Para entender un poco sobre el coolhunting hay que revisar de qué se trata lo “cool”. Según Daniel Córdoba-Mendiola en su libro “Coolhunting (cazando tendencias)”:

“Cool es ser o proyectar una ilusión de originalidad, tener una cierta cobertura y ser lo suficientemente relevante y accesible para que un determinado sujeto pueda apropiarse de ello”.

Entonces para que algo se llamado cool, debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Cobertura: es decir, que sea apto para todos los públicos, para así tener la posibilidad de mostrarlo y compartirlo, para convertirse en tendencia.
  • Apropiación: lo cool no puede convertirse en tendencia si las personas no se apropian del mismo, en otras palabras lo convierten en parte de su vida, lo adaptan o rediseñan.
  • Accesibilidad: en este fenómeno la accesibilidad de lo cool está enmarcada en la exclusividad o en la originalidad al momento de adquirir un producto, desafiando completamente las teorías del marketing, que afirman que un producto debe estar disponible y se accesible para todos.
  • Originalidad: que sea o de la sensación de ser original, innovador, ya que son los innovadores quienes lo adoptan primero hasta luego expandirse y llegar al resto del mercado.
  • Relevancia: debe ser lo suficientemente relevante como para captar la atención del mercado y que este pretenda adoptar.

Metodología del Coolhunting

De acuerdo al documento “El arte y ciencia de descifrar tendencias” de Victor Alejandro Gil para poder identificar tendencias se debe pasar por los siguiente pasos:

  • Dónde mirar: se debe tener una completa visión de lo que puede influenciar las motivaciones de los consumidores y así tener un punto de partida.
  • Cómo mirar: una vez definido el objeto de estudio se debe dejar a un lado toda opinión personal y todo lo subjetivo.
  • Interpretar: la interpretación correcta es poder diferenciar las tendencias de las modas pasajeras, por ende se deben entender los motivos por los que los consumidores adoptan algo nuevo.
  • Comunicar: en esta etapa se debe entender y explicar de manera coherente de dónde viene la tendencia, cómo se llegó a ese punto y su diferenciación con casos anteriores.
  • Aplicar creatividad: Una vez identificada la tendencia se debe buscar la forma más innovadora para sacarle el mejor provecho, esto puede ir desde la creación de un nuevo producto o servicio hasta una forma diferente de comunicar el valor de una marca; no hay limitantes en esta etapa.

Finalmente, el coolhunting le permite a las empresas tener más herramientas y habilidades para mantener su competitividad, además puede mejorar sus resultados y por supuesto, impactar positivamente en su ventas. Por esto, el coolhunting puede ser la solución para aquellas empresas que apenas están empezando o necesitan estar  a un paso de los consumidores y de su competencia.

Conoce más sobre marketing, publicidad digital, y todo lo referente a estos mundos en nuestro blog. Haz clic aquí.

LEE TAMBIÉN ESTOS ARTÍCULOS

Leave a Comment